CEV: El pueblo venezolano vive una situación dramática y de extrema gravedad

La Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) señaló este jueves que Venezuela vive una situación dramática y de extrema gravedad.

«El pueblo venezolano vive una situación dramática y de extrema gravedad por el deterioro del respeto a sus derechos y de su calidad de vida, sumido en una creciente pobreza y sin tener a quien acudir», dijo el Monseñor González de Zárate, durante la presentación de la Exhortación de la CXVII Asamblea Ordinaria Plenaria del Episcopado Venezolano.

Durante su discurso el religioso resaltó los problemas económicos que padece el país y además mencionó como se vulneran los derechos humanos.

«La economía venezolana se encuentra aún sumida en grandes deficiencias que impiden un trabajo digno y un salario justo», mencionó.

Al hablar sobre derechos humanos dijo que «cuando una ideología se antepone como un sistema de poder, que violenta los derechos humanos y rechaza la dignidad de la persona, genera injusticia y violencia institucional».

Por otra parte, la CEV también habló del tema político, haciendo referencia en las elecciones tanto del 21 de noviembre del año pasado, como la repetición de Barinas el 9 de enero.

«Las elecciones del pasado 21 de noviembre estuvieron caracterizadas por la inhabilitación de candidatos, amenazas a medios de comunicación, persecuciones y escandalosa división de la oposición, que minaron la participación ciudadana», opinó González, agregando que «en el caso de Barinas fue una muestra del resquebrajamiento institucional de los poderes democráticos y de la presencia de la hegemonía del poder ejecutivo ante los otros poderes del Estado».

«Los resultados del día domingo 9 de enero son una demostración de cuán necesario es reconocer y aceptar que estamos frente a un cambio en Venezuela», sentenció.

Notiespartano/800Noticias

Compruebe también

Diego Arria: La AN ha socavado el papel de Guaidó desde el primer día

Diego Arria aseguró que la “Asamblea Nacional ha socavado el papel de Guaidó desde el primer día cuando, en violación de la Constitución