¡Ahora, a rescatar a Nueva Esparta! por Morel Rodríguez Ávila

Vaya, en primer lugar, mi sincero agradecimiento a los neoespartanos que nos diesen ayer el extraordinario triunfo sufragando a favor de nuestra candidatura, con toda razón llamada la de la mayoría popular, inequívoca señal de la confianza, la fe y la esperanza que tienen puesta en nosotros los neoespartanos y los que, venidos desde los cuatro puntos cardinales del planeta han hecho también suya, lo reiteramos, con su esfuerzo, voluntad y decisión, nuestra bien llamada Tierra de Gracia.

Fue una lección de civismo que demostró la raigambre democrática que nos caracteriza a los margariteños y cochenses.

Un hecho representativo, por cierto, de lo que es una contundente verdad. Siempre la democracia, la paz y el entendimiento son los valores que priorizarán el devenir, porque los resultados que arrojaron estos comicios desde ya son cimientos fundamentales en los cuales descansará nuestra gestión de gobierno.

Un cambio determinante y urgente que nos conduzca, serena y responsablemente, a darle cumplimiento a nuestro compromiso mayor: devolverle a Nueva Esparta el desarrollo y progreso que le fuese arrebatado y a su pueblo retornarle la mayor suma de bienestar posible.

La campaña que protagonizamos se caracterizó por ser activa, realista, y el mensaje sereno, cierto, construido con verdades. Ni mentimos, ni exageramos. Fuimos respetuosos con nuestros circunstanciales adversarios, por supuesto sin debilidades ni claudicaciones, pero si contrastando realidades y defendiendo ideales.

La respuesta, en todos los sectores, fue creciente. Superó expectativas. Nos acompañaron multitudes en los municipios, que los recorrimos todos varias veces.

No engañamos. Fuimos transparentes y responsables. La gente en todos los estratos, nos tendió la mano, dio su apoyo, confió en nosotros porque somos capaces de encontrar el camino correcto con voluntad, sacrificio y esfuerzo mancomunado que nos llevará al rescate prometido de Margarita y Coche. Y, el pueblo sabe, está seguro, que honraré la palabra empeñada y lograremos un mejor porvenir para la región.

Tenemos un programa de gobierno estructurado sobre realidades, con proyectos, planes y programas que serán elevados al Presidente de la República, al gabinete ejecutivo, a las corporaciones y organismos nacionales, que producirán enormes beneficios a nuestras comunidades y potenciarán a Nueva Esparta.

De otra parte, los insulares lo saben, las puertas de la Gobernación siempre estarán abiertas porque gobernaremos para todos, y ratificamos igualmente que buscaremos la unidad a favor del progreso, desarrollo, la paz, el crecimiento, en fin, de nuestra amada Nueva Esparta.

Por siempre agradecido.

MorelRodríguezAvila

Compruebe también

La lección del Maestro Normalista por Manuel Manuel Avila

La lección de su vida al hacerle ver que en políticas no hay enemigo pequeño.