Fallón plebiscitario por Manuel Avila

Se llega al gobierno para gobernar o lo que es lo mismo para generar políticas públicas que beneficien a los electores que eligen a los mandatarios. No se llega al poder para perder el tiempo apostando al ego y al protagonismo estéril.

Esa parece ser la constante de los gobernantes de los últimos tiempos que no le responden a su pueblo con políticas dirigidas a llevar felicidad a las familias. Sin dudas en Nueva Esparta vemos con mucha preocupación como el gobernador y El Protector han perdido 4 años en sus funciones engañando a un pueblo que votó para que por la vía democrática se dirimieran los enfrentamientos y los baches de la gobernanza.

Qué Maduro haya violado la Constitución imponiendo una figura inexistente llamada Protector para controlar los dineros que llegan al estado por la vía del presupuesto y en obras para las comunidades es un modus operandi de una revolución que cuando pierde arrebata. No es nueva esta figura porque ya Morel Gobernador se enfrentó s William Fariñas y después a Mata Figueroa como Protectores en Nueva Esparta. Esa asignatura la aprobó el roblero con grandes calificaciones y salió adelante en la gobernanza. Pero el novato Gobernador Alfredo Díaz no tiene la habilidad de Morel para gobernar y por eso no ha podido quitarse de encima a Dante Rivas que en sus funciones nada ha hecho por Nueva Esparta.

Ahora cuando se anuncian las elecciones para el 21 de noviembre salen al ruedo los tres candidatos antes nombrados que buscan coronarse como el Gobernador de Nueva Esparta. Al Gobernador Alfredo Díaz le ha costado un mundo llevar a la práctica las propuestas electorales plasmadas en su programa de gobierno y las propuestas alocadas de su Director de Planificación que no se han cristalizado por diversas razones entre las que señalan la falta de presupuesto, la dolarización de la moneda y la minusvalía de la gobernanza. Lo cierto es que el Gobernador le falló a Nueva Esparta de manera escandalosa y no pudo realizar gestión alguna para mantener la fe de sus gobernados. Lejos de la entrega aislada de medicinas, la limpieza de monte por los azules y la entrega de pergaminos a los docentes. Más nada ha realizado un gobierno que está ponchado de punta a punta. Total, fracaso que nada de positivo le dejó a una región que marcha a la buena de Dios porque hace buen rato la funcionabilidad de la Gobernación se redujo a nada y prácticamente está técnicamente cerrada. Eso refleja la pobre gestión de quien perdió el timón de mando y dejó el control de la región al Protector.

Nada de gestión por parte del Protector que solo las gestiones de gas, CLAP, agua, luz y aseo ha mantenido de manera irregular y otras dádivas que el Gobierno Nacional entrega por su vía y que realmente no cubren las expectativas de la gente. Eso justifica que desde Miraflores hayan decidido eliminar el protectorado para buscar los votos de las regiones en las elecciones de noviembre, pues es evidente que más pérdidas que ganancias ha dejado esa figura en las pocas entidades donde hay gobernadores opositores.

El problema de la electricidad ha sido insalvable para el Gobierno Nacional y junto con el agua son las piedras en el zapato de un Protector preso en el bucle de las ambiciones y perdiendo el tiempo entre discursos huecos y actuaciones alejadas de la realidad regional.

A Morel Rodríguez le corresponde llevar la batuta de la gente que cree en el regreso de la prosperidad a Nueva Esparta, ya que en los últimos 9 años nos la hemos visto feas en una región sin la voz de mando que lleve las riendas de la entidad. Eso lo tiene claro la gente y por eso las encuestas dejan a niveles muy bajos a los dos candidatos que han llevado a Nueva Esparta al atraso y la pobreza colectiva. Se quedó atrás la tesis de las elecciones primarias planteadas por el Gobernador que hizo malabares para montar su juego trampeado con una Comisión de Primarias con su gente de confianza y se quedó haciendo sombras frente al espejo porque eso nunca prosperó. Ahora busca otra alternativa con un plebiscito el 16 de agosto y donde solo sus alabarderos entrarán en sintonía con una propuesta desesperada que desde ya fracasó porque está fuera de tiempo y alejada del sentimiento de la gente que quiere que Morel vuelva a gobernar a Nueva Esparta.  

Ese plebiscito más bien debería realizarse para preguntarle al Gobernador y a su incompetente Director de planificación por el destino de las obras que se planificaron para el estado y que nunca se realizaron por la incompetencia de un gobierno marruñeco. La gente no come cuentos de caminos y desde hace rato decidió que Nueva Esparta debe volver al carril del desarrollo y el progreso de cuya ruta nos apartamos desde el 2009 para convertir a la región en un espacio del atraso y la miseria colectiva.

Sin dudas que las dos encuestas realizadas donde Morel pulveriza a los dos contendientes al acumular 47% contra los 17 de Alfredo y los 12% de Dante y cuando la repiten vuelve Morel a subir hasta llegar a 52% contra 10% de Alfredo es una prueba contundente de los que está pensando el pueblo de Nueva Esparta. Pero la más reciente realizada por el portal Reporte Confidencial dónde preguntan, Cuál ha sido el mejor Gobernador de los últimos 20 años y donde Morel apabulla a sus rivales al anotarse 70% contra Alfredo Díaz 16%, Mata Figueroa 8%. Esos resultados reflejan definitivamente la realidad política de Nueva Esparta y orientan al elector sobre el futuro de la región.

Encíclica/ManuelAvila

Compruebe también

Cincinato por Ángel Ciro Guerrero

Cincinato destacó por demócrata, por culto, inteligente y probado gobernante para quien la paz estuvo siempre de primera