El millón de bolívares fue pulverizado por la hiperinflación

El poder adquisitivo del venezolano es cada vez menor debido a la hiperinflación que hay en el país, y la cual avanza diariamente a pasos agigantados, comiéndose al bolívar. Tal es la depreciación de la moneda venezolana, que un millón de bolívares, una cifra sumamente alta si se hablara de dólares, es insignificante para los ciudadanos, quienes sólo podrían comprar un kilo de cambur, cuyo valor es de 700 mil bolívares.

El economista Édgar Urbáez, explica que el poco poder adquisitivo y el alza de los precios se debe a que la economía en Venezuela progresivamente se ha encogido, debido a que cuando en el país había abundancia no se hicieron las inversiones correspondientes a las empresas para producción de bienes y servicios.

«El problema principal está en haber abandonado en los tiempos que era posible y de bonanza la producción de bienes y servicios, mientras que el Gobierno nacional se dedicaba a importar, haciendo de Venezuela una economía de puerto. De allí que la oferta de bienes y servicios interna era cada vez menor, lo que trajo como consecuencia el aumento de los precios porque las necesidades aumentan al igual que la población», dice Urbáez.

El especialista señala que antes los venezolanos tenían para escoger distintas marcas de rubros alimenticios y productos en general, y así satisfacer sus necesidades.

«El gobierno fue arruinando la maquinaria de toda la capacidad instalada en la producción de bienes y servicios, como no se hizo la inversión las empresas fueron reduciendo su capacidad de producir», asegura, resaltando que muchas de ellas no pudieron mantener su línea de producción o quebraron.

Amplíe la información en La Prensa Lara

Compruebe también

Falta de combustible también paraliza la fumigación agrícola

El director de oleaginosas, leguminosas y textiles de Fedeagro, Ramón Bolotín, advirtió que los aviones …