Economía de México se desacelera en 1er trim, pero mejora frente a dato preliminar

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) – La economía de México perdió fuerza durante el primer trimestre del año frente a los tres últimos meses de 2020, aunque mostró una mejora respecto a una estimación previa, reveló el miércoles el instituto local de estadística, INEGI.

El Producto Interno Bruto (PIB) mostró una expansión de un 0.8% a tasa trimestral, muestran cifras desestacionalizadas, por arriba del 0.4% del dato preliminar, estimado a finales de abril, pero muy por debajo del crecimiento del 3.2% del trimestre previo.

Los tres sectores de la economía fueron revisados al alza y, bajo la misma comparación, las actividades primarias crecieron un 0.7%, las secundarias -lideradas por la manufactura- un 0.5%, y las terciarias o servicios un 0.9%.

La segunda mayor economía de América Latina sufrió en 2020 una contracción de un 8.5%, su peor desempeño desde 1932 durante la Gran Depresión, por el devastador golpe de la pandemia.

Durante el primer trimestre, la economía de México sufrió los efectos de medidas restrictivas para reducir los contagios de COVID-19, además de un desabasto de energéticos durante febrero. No obstante, se prevé que la recuperación sea más vigorosa a partir del segundo trimestre.

Para el resto del año, el mayor dinamismo de la economía mexicana sería impulsado principalmente por un incremento en la demanda de Estados Unidos por exportaciones de su vecino del sur, dijo el lunes la agencia calificadora Moody’s, la cual prevé un crecimiento de 5.6% durante todo 2021.

En su comparación anual, la segunda mayor economía de América Latina se contrajo un 3.6%, una caída levemente inferior a la de 3.8% estimada por el INEGI preliminarmente, pero con la que liga ocho trimestres de contracción.

(Reporte de Abraham González. Editado por Miguel Angel Gutiérrez)

tagreuters.com2021binary_LYNXNPEH4P0QW-BASEIMAGE

Compruebe también

Iraní acusado por atentado de la AMIA Argentina participó en toma de posesión de Daniel Ortega

Iraní Mohsen Rezai, uno de los imputados por la Justicia argentina por el atentado de 1994 contra la mutua judía AMIA de Buenos Aires.