Continúan los ataques israelíes en Gaza y vuelven los cohetes de Hamas pese a peticiones de tregua

Por Nidal al-Mughrabi, Dan Williams y Stephen Farrell

GAZA/JERUSALÉN, 18 mayo (Reuters) – Las hostilidades entre Israel y Hamás continuaban el martes, con Israel bombardeando a Gaza con ataques aéreos y milicianos palestinos reanudando el lanzamiento de cohetes tras una breve pausa nocturna.

Autoridades israelíes afirmaron que, por el momento, mantendrían la ofensiva para destruir los centros de los grupos armados Hamas y Yihad Islámica, en medio de llamamientos de Estados Unidos y otras potencias mundiales para que se ponga fin a la mayor escalada del conflicto en años.

Una agencia de ayuda de la ONU dijo que más de 52.000 palestinos habían sido desplazados durante ocho días de combates.

Las autoridades médicas de Gaza afirman que 213 palestinos han muerto por la violencia, entre ellos 61 niños y 36 mujeres. Las autoridades israelíes afirman que diez personas han fallecido en Israel, entre ellas dos niños.

Israel dijo que se han lanzado más de 3.450 cohetes desde Gaza, algunos de los cuales no han alcanzado su objetivo y otros han sido derribados por su sistema de interceptación de misiles Cúpula de Hierro. Las autoridades israelíes afirman que sus fuerzas han matado a unos 130 combatientes de Hamas y a otros 30 de la Yihad Islámica.

Durante una pausa en el lanzamiento de cohetes a primera hora del martes, Israel permitió que una agencia de ayuda de la ONU introdujera cinco camiones de combustible en Gaza, según una autoridad palestina.

HUELGA GENERAL

Los bombardeos israelíes sobre Gaza, los enfrentamientos durante el Ramadán entre la policía y los fieles de la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén y un proceso judicial de los colonos israelíes para desalojar a los palestinos de Sheikh Jarrah, en Jerusalén Este, han provocado la ira de los palestinos y de la minoría árabe que representa el 21% de Israel.

El martes se llevaron a cabo huelgas generales en Jerusalén Este, en ciudades árabes dentro de Israel y en las ciudades de Cisjordania, con mensajes en las redes sociales con una bandera palestina e instando a la solidaridad «desde el mar hasta el río».

Negocios palestinos de Jerusalén Este cerraron, incluso en la Ciudad Vieja amurallada, y en la ciudad portuaria mixta judía-árabe de Haifa, en el norte de Israel, la huelga había cerrado el 90% de los negocios en los barrios árabes, según dijo a Reuters Raja Zaatar, que ha participado en la organización de las protestas.

Ra’afat al-Saman, propietario de un negocio en la calle Salahaddin de Jerusalén Este, que lleva el nombre del conquistador musulmán que arrebató Jerusalén a los cruzados en 1187, se declaró a favor de la huelga.

La calle está a pocos minutos a pie de la mezquita de Al-Aqsa, el tercer lugar más sagrado del Islam, que se encuentra en el corazón de la Ciudad Vieja amurallada, en el recinto histórico conocido por los judíos como Monte del Templo y por los musulmanes como el Noble Santuario.

«Es lo mínimo que podemos hacer por nuestro propio pueblo. Nos solidarizamos con Gaza, Sheikh Jarrah, al-Aqsa y contra las vulneraciones», dijo el propietario de la tienda a Reuters.

En la Puerta de Damasco, Diaa Rabaya’a, de 23 años, declaró: «La huelga reúne a toda la gente. Permite que la otra parte, los judíos, conozcan el gran impacto de los árabes».

Yuval Steinitz, ministro del gabinete israelí del partido derechista Likud del primer ministro Benjamín Netanyahu, deploró el paro como «otro golpe al delicado tejido de las relaciones y la cooperación entre judíos y árabes» en una entrevista en la Radio del Ejército.

El portavoz jefe del ejército israelí, el general de brigada Hidai Zilberman, dijo que seguía operando en Gaza de acuerdo con una lista de objetivos para las próximas 24 horas.

CISJORDANIA

En Ramala, Hebrón y otras ciudades palestinas de Cisjordania también estaban previstas manifestaciones por la crisis de Gaza y las recientes tensiones en Jerusalén.

La participación en la huelga en Ramala parecía ser alta, con la carretera principal desde el centro de la ciudad hasta el puesto de control de Qalandia que da acceso a Jerusalén casi completamente desierta, según un testigo de Reuters.

El ejército israelí dijo que sus tropas mataron a tiros a un palestino que trató de atacarlos con un arma y explosivos improvisados en la Cisjordania ocupada y que derribó un vehículo aéreo no tripulado (UAV) cerca de la frontera con Jordania el martes.

Al llamar a Netanyahu el lunes por la noche, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que Israel tenía derecho a defenderse de los ataques indiscriminados con cohetes, pero le animó a hacer todo lo posible para proteger a los civiles, según la Casa Blanca.

Egipto y los mediadores de la ONU también intensificaron los esfuerzos diplomáticos, mientras que la Asamblea General de la ONU se reunirá para discutir la violencia el jueves.

El máximo responsable militar de Estados Unidos, el general del ejército Mark Milley, advirtió el lunes que la violencia podría extenderse.

«Mi evaluación es que se corre el riesgo de una desestabilización más amplia y (…) toda una serie de consecuencias negativas si los combates continúan», dijo Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto. «No beneficia a nadie que sigan los enfrentamientos».

(Información de Sinan Abu Mayzer y Stephen Farrell en Jerusalén y Zainah El-Haroun y Ali Sawafta en Ramala; editado por Philippa Fletcher, traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk)

tagreuters.com2021binary_LYNXNPEH4H0PC-BASEIMAGE

Compruebe también

Congresista demócrata pide a Biden levantar sanciones contra Venezuela

El congresista demócrata Jim McGovern pidió este lunes 14 de junio al Gobierno de Joe …