Pablo Iglesias deja sus cargos en Podemos y va por su rescate

Pablo Iglesias en Madrid

Pablo Iglesias, fundador y líder de Podemos, ha anunciado en la noche de este martes, tras los resultados electorales a la Asamblea de Madrid, que deja la política de primera fila y abandona todos sus cargos en Podemos. «Cuando uno deja de ser útil tiene que saber retirarse», ha asegurado.

«Dejo todos mis cargos. Dejo la política entendida como política de partido, entendida como política institucional. Seguiré comprometido con mi país, pero no voy a ser un tapón para una renovación de liderazgos que se tiene que producir en nuestra fuerza política», ha aseverado.

Iglesias justifica su salida en que no quiere ser un tapón para su partido: «Creo que no contribuyo a sumar. Creo que no soy una figura política que pueda contribuir a que en los próximos años nuestra fuerza política consolide su peso institucional, que podamos ganar en la Comunidad de Madrid o en el Ayuntamiento dentro de dos años».

Por ello, ha anunciado su renuncia a todos los cargos del partido, puesto que actualmente no ostentaba ningún cargo público tras su dimisión como vicepresidente del Gobierno de España. 

De esta forma, Iglesias no asumirá el escaño que le correspondería como cabeza de lista de su partido en Madrid, y el liderazgo volverá a quedar en manos de Isa Serra. A nivel nacional, ha mencionado a la vicepresidenta Yolanda Díaz como quien regirá por el momento los destinos del partido: «Puede ser la próxima presidenta del Gobierno».

En este sentido, ha llamado a que los nuevos liderazgos del partido cumplan con «la feminización de nuestra propuesta política». «Estoy completamente convencido de que los nuevos rostros de nuestro espacio político van a ser rostros femeninos», ha expresado.

Posteriormente Iglesias ha aludido a lo que ha conseguido su partido en estos siete años y ha afirmado que está «enormemente orgullos de haber liderado un partido político que cambió la historia de nuestro país, que terminó con el bipartidismo, que terminó con 80 años de exclusión de nuestras ideas del Consejo de Ministros de nuestro país».

Su lectura del 4-M

Su partido, presentado en estos comicios bajo la candidatura de Podemos-IU, ha ganado tres escaños y más de 70.000 votos con respecto a sus resultados de 2019, pero aún así se queda a 14 escaños de distancia de los otros dos partidos de izquierda, con 24 asientos al 99% escrutado.

Iglesias ha señalado que «la consolidación electoral de la ultraderecha es una tragedia» y augura que «estos resultados van a agudizar los problemas territoriales en España». «Nunca Madrid había sido tan diferente del resto de España», ha subrayado.

Sobre los resultados de la izquierda, cree que «hemos fracasado». «El Partido Socialista ha perdido muchos escaños. Hay que felicitar a Más Madrid por su resultado aunque la suma de todas las izquierdas sea insuficiente es un resultado magnífico y felicito a su candidata». Además ha apuntado que el resultado de su partido, aunque mejor que en comicios anteriores, es «insuficiente».

Además, ha escudado parte de su salida en el clima político de esta campaña electoral madrileña: «Hemos constatado en esta campaña un incremento de la agresividad sin precedentes, tanto del PP como de la ultraderecha. Una normalización sin precedentes de los discursos fascistas en los medios de comunicación, amenazas de muerte, deshumanización (…) y mi conciencia absoluta de haberme convertido en un chivo expiatorio que moviliza los afectos más oscuros (…) más contrarios a las bases de la democracia».

Notiespartano/ElEconomista

Compruebe también

Agencia propiedad intelectual de ONU dice se deben mantener incentivos para investigación en vacunas

GINEBRA (Reuters) – La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual de la ONU apoya los …