Nuestro Programa de Gobierno garantizará el progreso insular por Morel Rodríguez

El progreso de los pueblos estriba en la decisión de la gente y, claro está, en la disposición de un gobierno cuya prioridad sea, en la práctica, trabajar duro y de manera permanente por y para el pueblo. A estos dos importantes factores se suma la acción de los planificadores que ordenadamente y sobre esos cimientos reales, acometen la difícil tarea de marcar cómo debe llevarse a cabo hasta su término, cada uno de los compromisos que ese gobierno, esencialmente democrático, contrae con el pueblo. Y, bien lo sabemos, es el pueblo quién definitivamente nos dice qué hacer en el ejercicio del poder que, por la vía del voto, nos ha entregado, ya que en su nombre actuaremos. 

Ahí está implícito también la interrelación que en Nueva Esparta comprobadamente existió entre gobernante y gobernados, cuando el pueblo mismo nos responsabilizó de dirigir sus destinos, situación que, en su tiempo y circunstancia, nos permitió la más incluyente tarea de beneficios, que se tradujo en el hecho de que el colectivo lo comprobó en más de 1.800 obras, destacando escuelas, aulas telemáticas, aceras, calles, avenidas, dispensarios, ambulatorios, viviendas, acueductos o cualquiera otra de los ochenta programas sociales que nosotros gestionamos. Todos ellos resultado de una administración eficiente, responsable y seria, que sirvió y no buscó ser servida; que se manejó con la verdad y la transparencia en la gerencia de los recursos públicos. 

Una gestión en la cual la ética y la eficacia fueron fundamentos primarios, porque en ellos asentamos el proceso de consolidación de una Nueva Esparta competitiva e innovadora. Lo logramos desarrollando políticas estratégicas cuyo norte fue alcanzar objetivos transcendentes que, en su conjunto, estructuraron a nuestra región insular como la adelantada hacia el futuro en el mapa nacional. Hacia ese sitial avanzamos y, prueba específica de esta verdad es la de haber sido Nueva Esparta, al día de hoy, provincia adentro, el estado con mayor potencialidad en todo el país que llegó a tener la mejor calidad de vida en toda Venezuela. 

El programa de gobierno que ahora le estamos formulando al pueblo insular es el compendio de lo que los margariteños y cochenses nos han solicitado convirtamos en realidades. No es una relación fría y demagógica de promesas faraónicas, sino uno estructurado con la intención de cumplir lo prometido que, en su conjunto, tiene como obligante fin el rescate del progreso y el desarrollo económico y social de Nueva Esparta; y conforma un sólido bloque y un compromiso que se contrae con los neoespartanos, ya seguros de que lo honraremos porque es palabra empeñada. 

Trabajaremos incansablemente y superaremos con la ayuda de todos cualquier escollo que nos impone un gobierno centralista que lo domina todo, pero ante el cual, con firmeza y respeto, solicitaremos respuestas rápidas y ciertas a los requerimientos insulares. 

En este programa de gobierno se privilegia el diseño y ejecución de políticas y acciones específicas, capaces de construir más con el aseguramiento de la calidad que buscamos para Nueva Esparta; contribuir al desarrollo del proceso productivo, a partir de la ejecución directa de proyectos y a la implantación de programas que fomenten y diversifiquen estrategias de bienes y servicios; se direcciona asimismo lo necesario para el encuentro de un desarrollo operativo que garantice en Nueva Esparta la convivencia y las actividades productivas.  

Es también la expresión de las políticas, programas y proyectos que impulsarán la producción social y económica, en materia turística, pesquera, artesanal y agrícola entre otras actividades con ventajas competitivas; privilegiando la acción coordinada del Estado cuyo propósito es velar por el aprovechamiento racional y planificado de los recursos naturales. 

Y lo más importante: le preguntamos al pueblo y del pueblo escuchamos lo que siente como prioridades a ser convertidas en realidades. Por eso lo estamos elaborando de común acuerdo con los margariteños y cochenses en nuestras visitas, reuniones y asambleas en cada pueblo de nuestros once municipios. 

En eso andamos. 

MorelRodrí[email protected]íguezA

Compruebe también

Invocación Vs. Misticismo por Ana Cecilia Guerrero

Invocación Vs. Misticismo se ha reconocido al Dr. José Gregorio Hernández como el cuarto Beato nacido en Venezuela