Biden propone cumbre con Putin luego que Rusia calificó a EEUU de «adversario»

Por Robin Emmott y Andrew Osborn

BRUSELAS/MOSCÚ, 13 abr (Reuters) – El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió el martes a su par ruso, Vladimir Putin, que reduzca la tensión provocada por la concentración de fuerzas militares en la frontera con Ucrania y propuso una cumbre entre ambos para abordar una serie de disputas.

La Casa Blanca y el Kremlin informaron de la segunda conversación entre ambos desde que Biden asumió el cargo en enero, después de que funcionarios occidentales instaron a Moscú a poner fin a la concentración en la frontera con Ucrania.

Rusia, con palabras que recuerdan a la Guerra Fría, respondió a los pedidos diciendo que su «adversario» debería mantener los buques de guerra bien lejos de la región de Crimea.

Moscú arrebató Crimea a Ucrania en 2014 y los combates se han intensificado en las últimas semanas en el este de Ucrania, donde las fuerzas gubernamentales han luchado contra los separatistas respaldados por Rusia, un conflicto de siete años en el que, según Kiev, han muerto 14.000 personas.

Biden telefoneó a Putin para proponerle que se reunieran en un tercer país, al tiempo que subrayó el compromiso de Estados Unidos con la soberanía y la integridad territorial de Ucrania.

«El presidente también dejó claro que Estados Unidos actuará con firmeza en defensa de sus intereses en respuesta a las acciones de Rusia, como los ataques cibernéticos y la interferencia electoral», dijo la Casa Blanca en un comunicado.

«También expresó nuestra preocupación por la repentina acumulación de militares rusos en Crimea y en las fronteras de Ucrania, e hizo un llamado a Rusia para que rebaje las tensiones».

Biden también reafirmó el objetivo de construir «una relación estable y predecible» con Rusia y dijo que una reunión en los próximos meses podría abordar «toda la gama de cuestiones» que enfrentan las potencias, de acuerdo al comunicado.

EJERCICIOS DE TRES SEMANAS

En la primera explicación rusa de los movimientos, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, dijo el martes que Rusia había trasladado dos ejércitos y tres unidades de paracaidistas a las cercanías de sus fronteras occidentales en las últimas tres semanas, en respuesta a lo que calificó como una acción militar amenazante de la OTAN.

Shoigu, en declaraciones a la televisión estatal, dijo que los ejercicios han sido un éxito y que terminarían en dos semanas.

El funcionario señaló que la OTAN estaba desplegando 40.000 soldados cerca de las fronteras de Rusia, principalmente en las regiones del Mar Negro y el Báltico.

«En total, 40.000 soldados y 15.000 armas y piezas de equipo militar se concentran cerca de nuestro territorio, incluyendo aviones estratégicos», dijo Shoigu.

La alianza occidental niega los planes.

El Kremlin dijo, en su relato de la llamada, que Biden dijo a Putin que quería normalizar las relaciones y cooperar en el control de armas, el programa nuclear de Irán, Afganistán y el cambio climático. Confirmó que Biden había propuesto una reunión de alto nivel, pero no indicó cómo respondió el líder ruso.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, que se encuentra en Bruselas, donde se reunión con líderes de la OTAN y el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, dijo que Washington apoya firmemente a Ucrania.

Blinken añadió que discutiría las ambiciones de Kiev de unirse algún día a la OTAN, pese a que a Francia y a Alemania les preocupa desde hace tiempo que la incorporación de la antigua república soviética a la alianza occidental antagonice a Rusia.

«Estados Unidos es nuestro adversario y hace todo lo que puede para socavar la posición de Rusia en la escena mundial», declaró el martes el viceministro de Asuntos Exteriores, Sergei Ryabkov, citado por agencias de noticias rusas.

Las declaraciones de Ryabkov sugieren que las sutilezas diplomáticas que los antiguos enemigos de la Guerra Fría han procurado observar en las últimas décadas se están resquebrajando, y que Rusia se opondría enérgicamente a lo que considera una injerencia inaceptable de Estados Unidos en su esfera de influencia.

«Advertimos a Estados Unidos que será mejor que se mantenga lejos de Crimea y de nuestra costa del Mar Negro. Será por su propio bien», dijo Ryabkov, calificando el despliegue estadounidense de provocación destinada a poner a prueba los nervios rusos.

(Reporte adicional de Alexander Marrow en Moscú. Editado en español por Javier López de Lérida y Javier Leira)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH3C1CS-BASEIMAGE

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH3C13B-BASEIMAGE

Compruebe también

Nuevos casos de COVID en EEUU caen por cuarta semana consecutiva hasta menor nivel desde septiembre

(Reuters) – Los nuevos casos de COVID-19 en Estados Unidos se redujeron por cuarta semana …