Fantasías sexuales: ¿hay que hacerlas realidad?

El cerebro es nuestro mayor órgano sexual, ávido de saber, que recrea mentalmente todo aquello que ve o imagina. Por eso tenemos esperanzas, fantasías… Incluidas las fantasías eróticas, que sazonan nuestra vida cotidiana y aumentan nuestra libido.

Notiespartano

Compruebe también

¿Por qué muchos jóvenes ya no quieren ser padres?

Hoy en día, tener al menos un hijo ya no es tan importante como en otros …