Candidata a vacuna COVID-19 de EEUU usa fondos de Fundación Gates para preparar ensayos en humanos

Por John Miller

ZÚRICH, 29 ene (Reuters) – Científicos que normalmente se concentran en corregir genes defectuosos dijeron el viernes que hasta 2,1 millones de dólares de la Fundación Bill & Melinda Gates los ayudarán a llevar su candidata a vacuna COVID-19 a ensayos en humanos en 2021.

El científico Luk Vandenberghe de la Universidad de Harvard y el jefe de terapia de genes de la Universidad de Pensilvania, James Wilson, dijeron que las pruebas de seguridad y eficacia en primates han resultado promisorias para su candidata, de una única dosis y que puede ser almacenada a temperatura ambiente.

«Nosotros creemos que hay potencial real», afirmó Vandenberghe en una entrevista. «Dicho eso, no somos ingenuos. Hay 300 vacunas corriendo y la biología es compleja».

Su candidata depende de un virus adenoasociado (AAV, por su sigla en inglés), considerado inofensivo para los humanos, para entregar fragmentos de ADN del nuevo coronavirus, lo que dice a las células humanas que produzcan proteínas que provocan una respuesta inmune.

Los AAV ya se usan en terapias génicas vendidas por Novartis, incluida su terapia Zolgensma para pacientes con atrofia muscular espinal, que tiene un costo de 2,1 millones de dólares por paciente. La unidad de terapias génicas de la compañía suiza está apoyando el proyecto con suministros y asistencia técnica.

Otras vacunas COVID-19 también usan vectores virales, aunque la inyección de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, la Sputnik V de Rusia y la candidata de dosis única de Johnson & Johnson dependen de los llamados adenovirus para transportar ADN de coronavirus.

El dinero de la Fundación Gates apoyará más ensayos preclínicos antes de un ensayo de seguridad en el extranjero en una ubicación aún no revelada donde las vacunas no tienen disponibilidad generalizada, dijo Vandenberghe, quien dirige el Centro de Terapia de Genes Grousbeck del Hospital Mass General Brigham en Boston.

Aunque previamente no habían sido utilizados en vacunas aprobadas, él confía en que los AAV serán seguros, ya que solo se necesita cantidades minúsculas comparado con lo que se requiere para las terapias génicas que se han administrado a muchos pacientes.

Si bien predice que todas las dosis de vacunas COVID-19 aprobadas disponibles hasta 2022 serán utilizadas, Vandenberghe reconoció que el éxito de su grupo también depende de encontrar un socio con dinero y experiencia en vacunas para financiar la producción a gran escala.

«Ya hemos invertido más de 10 millones de dólares», sostuvo. «Si de verdad queremos cumplir con los plazos de los que estuvimos hablando, esto necesita de un actor de vacunas comerciales más grande para acelerarlo, como lo hizo AstraZeneca con Oxford».

(Reporte de John Miller; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0S13U-BASEIMAGE

Compruebe también

OMS reitera a China que el mundo necesita entender el origen del coronavirus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) insistió hoy en que el mundo necesita conocer …