Primer ministro japonés se disculpa por visita de parlamentarios a locales nocturnos

TOKIO, 27 ene (Reuters) – El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, se disculpó el miércoles después de que legisladores de su coalición gobernante visitaran clubes nocturnos pese al llamamiento, por parte del Gobierno, de evitar salidas innecesarias para frenar la propagación de la pandemia de COVID-19.

La noticia supone otro dolor de cabeza para Suga, cuyo índice de aprobación ha caído debido al descontento con su gestión de la pandemia, que los críticos han calificado de demasiado lenta e inconsistente.

«Lamento mucho que esto haya sucedido cuando estamos pidiendo a la gente que no salga a cenar fuera después de las 8 de la tarde y que evite las salidas no esenciales y no urgentes», dijo Suga al Parlamento.

Japón decretó este mes el estado de emergencia en Tokio y otras zonas para intentar controlar el fuerte aumento de los casos de COVID-19. La medida incluye la petición de que los restaurantes y bares cierren a las 8 de la tarde, aunque de momento no hay sanciones por su incumplimiento.

«Mi comportamiento fue descuidado en un momento en el que pedimos a la gente que sea paciente», dijo a los periodistas Jun Matsumoto, un alto legislador del Partido Liberal Democrático.

Matsumoto hablaba a raíz de un informe de la revista Daily Shincho, según el cual había visitado dos clubes nocturnos en el elegante distrito de Ginza, en Tokio, después de cenar en un restaurante italiano el pasado lunes.

Kiyohiko Toyama, legislador del socio menor de la coalición, Komeito, también se disculpó después de que el tabloide Shukan Bunshun informara de que había estado en un club nocturno de alto nivel en Ginza hasta última hora del pasado viernes.

(Información de Yoshifumi Takemoto y Kaori Kaneko; editado por Chris Gallagher y Raju Gopalakrishnan; traducción de Jorge Martínez)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0Q0JY-BASEIMAGE

Compruebe también

Detenidos padres del adolescente que protagonizó tiroteo mortal en Michigan

Inculpan por homicidio a los padres del adolescente de 15 años que abrió fuego el martes en su escuela secundaria de Estados Unidos