Presidente de Tanzania desprecia vacunas y dice que «Dios les protegerá» del COVID-19

DAR ES SALAAM, 27 ene (Reuters) – El presidente de Tanzania, John Magufuli, dijo el miércoles que su país no necesita un confinamiento por el coronavirus, ya que Dios protegerá a su pueblo y precauciones caseras como la inhalación de vapor son mejores que las «peligrosas» vacunas extranjeras.

En contradicción con el consenso científico mundial y los consejos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el gobierno de Magufuli ha evitado en gran medida el uso de mascarillas y el distanciamiento social en Tanzania. Además, dejó de informar datos sobre coronavirus a mediados de 2020.

«Las vacunas no son buenas. Si lo fueran, entonces el hombre blanco habría traído vacunas para el VIH/SIDA», dijo Magufuli durante la inauguración de una nueva granja en su región natal.

«Los tanzanos no nos hemos encerrado y no esperamos encerrarnos. No espero anunciar ningún confinamiento porque nuestro Dios está vivo y seguirá protegiendo a los tanzanos», agregó.

Tanzania no ha publicado cifras a nivel nacional desde el 8 de mayo, cuando tenía 509 casos y 21 muertes, según datos de la OMS. A diferencia de la mayoría de las naciones, a los tanzanos todavía se les permite reunirse, por ejemplo, para ver deportes.

Magufuli ganó la reelección el año pasado en la excolonia británica, pero ha enfrentado acusaciones de países occidentales y partidos opositores de que está erosionando la democracia, algo que él niega.

El presidente ha menospreciado los kits de prueba importados, diciendo que también arrojaron resultados positivos en una cabra y una papaya. Asimismo, ha promovido los remedios tradicionales, sin ofrecer datos ni evidencia científica.

«También seguiremos tomando precauciones de salud, como el uso de la inhalación de vapor», dijo. «Inhala mientras rezas a Dios, reza mientras cultivas maíz, papas, para que puedas comer bien y el corona no entre en tu cuerpo. Les asustarán mucho, mis amigos tanzanos, pero deben mantenerte firmes».

Magufuli dijo sin ofrecer pruebas que las vacunas pueden ser parte de un complot extranjero para robar la riqueza de África.

«Los tanzanos deben tener cuidado con estas cosas importadas. No debes pensar que te quieren mucho. Esta nación es rica, África es rica, todo el mundo quiere algo», dijo. «Conozco a algunos tanzanos que partieron a otros países y se vacunaron. De allí trajeron un extraño tipo de corona. Manténganse firmes».

(Reporte de Redacción en Nairobi; escrito por Andrew Cawthorne; editado en español por Carlos Serrano)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0Q1CS-BASEIMAGE

Compruebe también

EI reivindica asesinato de tres presentadoras de TV en Afganistán

EI reivindica asesinato el martes el asesinato de tres trabajadoras de una cadena de televisión en Jalalabad, este de Afganistán