Pausa en la demanda por cobre limitará vertiginoso repunte del metal

Por Pratima Desai

LONDRES, 22 ene (Reuters) – La rápida recuperación del cobre de los últimos meses se tomaría una pausa, pero retomará impulso después de las festividades del Año Nuevo chino a medida que la demanda gradualmente supera a la oferta y mantenga al mercado con un déficit sustancial.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres cotiza alrededor de 8.000 dólares la tonelada, cerca de máximos de ocho años, acumula un avance de más de 80% desde que la demanda se hundió en el primer semestre de 2020, cuando las restricciones debido al coronavirus golpearon a la actividad industrial.

Las razones para esperar esta pausa en los precios incluyen la chatarra, que típicamente comienza a aparecer a altos precios, y los riesgos de restricciones más amplias que socaven la actividad industrial en la primera parte del año.

Sin embargo, lo más importante es la desaceleración en la demanda de cobre en el mayor consumidor, China, donde las importaciones se han nivelado antes del Año Nuevo Lunar en febrero, cuando se cierran muchas fábricas.

China importó volúmenes récord de cobre en bruto y productos de cobre el año pasado, pero las cifras de diciembre bajaron por tercer mes seguido a 512.332 toneladas.

«No habrá mucho ímpetu desde China para hacer avanzar al mercado hasta marzo», dijo Jonathan Barnes Roskill Principal Consultant, agregando que estima que la demanda mundial ascendió a 23,3 millones de toneladas el año pasado.

«La participación de mercado de China de 55% es ahora aún mayor de lo que fue porque su consumo aumentó el año pasado y en casi todas las otras partes declinó», sostuvo.

Los suministros de cobre subirían este año a medida que los problemas relacionados al COVID-19 se van terminando, pero con los precios en niveles elevados la posibilidad de interrupciones se mantiene a medida que los trabajadores de las minas buscan mejores salarios.

Esto, en conjunto con un descenso en los inventarios en los almacenes registrados en la LME a 87.725 toneladas, que se han reducido más de la mitad desde octubre y se ubican en sus mínimos desde septiembre, respaldarán al cobre. Los bajos inventarios ayudará a impulsar los precios más tarde en el año.

«Cualquier retroceso hacia 7.600 dólares debería ser usado para tomar posiciones largas. Esperamos que los precios del cobre alcancen los 9.500 dólares a mediados de 2021», dijeron analistas de UBS. Estiman que la oferta del metal aumentará este año un 2,9%, que el déficit se ubicaría en 469.000 toneladas y que el consumo de cobre refinado crezca un 4,6%.

(Reporte de Pratima Desai, Editado en Español por Manuel Farías)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0L12J-BASEIMAGE

Compruebe también

Utilidades de Goldman Sachs suben por intermediación récord a nivel global

14 abr (Reuters) – Goldman Sachs Group Inc superó el miércoles por mucho las expectativas …