China realizará exámenes COVID a quienes viajen por Año Nuevo Lunar; Shanghái reporta nuevos casos

PEKÍN, 21 ene (Reuters) – China planea imponer estrictos requisitos de exámenes de COVID durante la temporada de vacaciones del Año Nuevo Lunar, cuando se calcula que viajarán decenas de millones de personas, mientras el país sufre la peor ola de nuevas infecciones desde marzo de 2020.

El polo comercial de Shanghái informó el jueves sobre sus primeros casos de transmisión local en dos meses, lo que subraya el creciente riesgo de que el virus se propague a otros lugares.

Millones de personas en la provincia de Hebei que rodea a Pekín y las provincias nororientales de Jilin y Heilongjiang han sido confinadas en las últimas semanas.

Las autoridades están pidiendo a las personas que se queden en casa durante la temporada vacacional de febrero para evitar otro brote.

Los gobiernos locales además están adoptando nuevas restricciones en áreas que aún no han sufrido grandes brotes, incluida una ciudad del suroeste que ha prohibido la entrada a extranjeros que provenientes de otros países.

El 20 de enero se informó un total de 144 nuevos casos, dijo el jueves la Comisión Nacional de Salud, misma cifra que el 14 de enero y el número más alto de infecciones diarias desde el 1 de marzo. No obstante, sigue siendo una fracción de lo que vio China en el apogeo del brote en enero-febrero de 2020.

De las 126 nuevas infecciones locales, Heilongjiang informó 68 mientras que Jilin reportó 33. Hebei, que hasta ahora había experimentado el mayor aumento en los casos este mes, reportó 20 nuevos casos y Pekín reportó dos contagiados.

El número de nuevos casos asintomáticos, que China no clasifica como infecciones confirmadas, aumentó a 113 desde 58 un día antes.

La Comisión Nacional de Salud de China dijo que las personas que regresen a áreas rurales desde otras provincias durante el período del Año Nuevo Lunar tendrían que presentar una prueba COVID-19 negativa tomada dentro de los siete días.

La mayoría de los 280 millones de trabajadores migrantes rurales de China suelen viajar a sus pueblos en esta época del año.

Aquellos que trabajen con productos importados con cadena de frío, o trabajadores de instalaciones de cuarentena, entre otros grupos, también tendrían que presentar una prueba, incluso si se mantienen dentro de la misma provincia, advirtió el aviso.

El control de la epidemia en zonas rurales, así como las infecciones que se propagan a través de productos congelados importados, han sido atribuidos por los funcionarios como eslabones débiles parcialmente responsables de los brotes actuales.

NUEVAS MEDIDAS

Aunque el último aumento de casos se ha mantenido principalmente en el noreste, algunas autoridades en otras partes de China han implementado medidas agresivas en un intento por eliminar la posibilidad de que se desarrolle un cúmulo de infecciones.

La ciudad de Ruili en la provincia suroeste de Yunnan, que es un lugar turístico popular debido a su clima más cálido, bloqueó el miércoles la entrada a los extranjeros que viajan desde el exterior.

Yunnan no ha informado de nuevas infecciones locales durante la ola actual, pero Ruili se vio obligada a poner en cuarentena a algunos residentes en septiembre después de descubrir dos infecciones importadas de Myanmar.

Shanghái informó el jueves tres casos locales de COVID-19, las primeras infecciones de este tipo desde el 23 de noviembre.

El número total de casos confirmados de COVID-19 en China continental ahora es de 88.701, mientras que el número de muertos se mantuvo sin cambios en 4.635.

(Reporte de Jing Wang y Brenda Goh en Shanghái, Gabriel Crossley y Roxanne Liu en Pekín; escrito por Se Young Lee; Editado en español por Janisse Huambachano)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0K0YQ-BASEIMAGE

Compruebe también

Premio Nobel de la Paz de este año tiene más de 300 nominados

Premio Nobel de la Paz ha recibido unas 329 nominaciones lo que refleja la profusión de problemas urgentes de derechos humanos en todo el mundo