Mitos sobre la higiene y el vello púbico

Aunque parezca que esto ya está superado, lo cierto es que continúan surgiendo dudas sobre la veracidad o no que tienen los mitos con respecto a la higiene y el vello púbico. ¿Es cierto que es mucho mejor llevarlo depilarlo? ¿Genera mal olor tener la zona siempre llena de vello?

Para poder dar respuesta a todos los mitos que todavía están presentes en nuestra sociedad, contaremos con la experiencia del equipo médico Gine-3. Este equipo conoce con profundidad este tema que tantas preguntas genera y que, por fin, tendrán su respuesta

El vello púbico molesta en las relaciones sexuales

El roce del vello, sentirlo, notar cómo están saliendo nuevos vellos en la zona… Para algunas personas el vello púbico molesta, pero está claro que si nace ahí es porque tiene un motivo. Es el de evitar un exceso de fricción y de sudoración. El vello permite que la zona se irrite lo menos posible y se mantenga seca.

¿Qué ocurre al no tener vello? Que puede producirse un exceso de fricción causando molestias y malestar después de haber mantenido relaciones sexuales. Por lo tanto, el vello púbico no molesta en las relaciones sexuales, es más, ayuda a que la zona se mantenga más seca.

El vello púbico hace que la zona huela mal

Todas las zonas de nuestro cuerpo pueden desprender un mal olor si no mantenemos una buena higiene. Así, podemos tener las axilas sin depilar y no pasará nada siempre y cuando la higiene sea la adecuada. Pues lo mismo sucede con el vello púbico. No tiene por qué desprender mal olor.

Además, como hemos explicado el vello púbico cumple una función esencial, la de evitar en lo posible la fricción durante el sexo y el exceso de sudoración. Por ello, con una buena higiene (con productos adecuados para la zona íntima que no dañen su pH) no tiene por qué el vello púbico generar mal olor.

Depilarse el vello púbico es más higiénico

Existe una creencia muy arraigada sobre la relación entre el vello púbico y la higiene. Ya no solo con relación al mal olor del que hablábamos anteriormente, sino de que la zona se ve más limpia, más atractiva y más higiénica. No obstante, esto está muy lejos de ser verdad. 

El vello púbico es una barrera de protección natural que ayuda a prevenir infecciones por bacterias. Así, es más probable que con la depilación (a la que se suma la fricción durante las relaciones sexuales) las probabilidades de contraer una infección sean mayores. También, pueden surgir vellos enquistados que harán que la zona no se vea tan atractiva.

Entonces… ¿es mejor depilarse o no?

Es cierto que el vello púbico tiene una función clara, pero la decisión de depilarse dependerá de cada persona. Lo importante es dejar de asociar el vello púbico con una mala higiene, olores desagradables o una estética poco atractiva que pueda molestar en el momento de mantener relaciones sexuales. 

Tanto si decidimos depilarnos como si no, está bien. Aunque en el primer caso los cuidados deberán ser mayores debido a las irritaciones, las heridas debido a la depilación y los vellos que se pueden enquistar y derivar en una infección. 

La zona íntima puede oler mal si no tenemos una buena higiene, aún depilando el vello púbico. Por lo tanto, hay que comenzar a eliminar todos los mitos que rodean al vello en esta zona para poder decidir qué queremos hacer. Si mantenerlos, recortarlos, eliminarlos por completo…

Notiespartano

Compruebe también

Preliminares: paradas casi obligatorias

Una cita romántica, una cena a la luz de las velas, una delicada y sensual …