Palestina celebrará elecciones legislativas luego de 15 años sin comicios

Contra todas las expectativas, el presidente palestino, Mahmud Abás, firmó hoy el decreto para celebrar elecciones legislativas y presidenciales en los territorios palestinos este año, y que convoca a las urnas a la población por primera vez desde 2006.

El dirigente convocó hoy los más de cinco millones de Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este a votar en mayo un nuevo Parlamento y, en julio, un presidente, al firmar el esperado decreto que previamente se había anunciado pero nunca concretado. El movimiento islamista, Hamás, que gobierna la franja, lo celebró.

UN PROCESO A TRES ETAPAS

El proceso, según detalló, se llevará a cabo en tres fases: el 22 de mayo habrá elecciones legislativas, el 31 de julio se celebrarán las presidenciales y el 31 de agosto se realizará la votación para el Consejo Nacional Palestino (CNP).

Este último órgano agrupa a la mayoría de facciones, integradas en la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), que también engloba a la diáspora.

De esta manera, si el proceso se materializa sin tropiezos, los palestinos irán por primera vez a votar tras quince años sin elegir a sus representantes: las últimas presidenciales fueron en 2005, y los últimos comicios legislativos -que ganó el movimiento islamista Hamás- fueron en 2006.

Abás firmó el decreto ley esta tarde, en una reunión en Ramala con el jefe de la Comisión Electoral Central, Hana Nasser.

Ordenó la preparación «de un proceso democrático que tendrá lugar en todas las gobernaciones de Palestina, incluida Jerusalén Oriental (anexionada por Israel, donde impone sus leyes civiles)», y pidió activar los mecanismos para iniciar «un diálogo nacional» que ayude a materializarlo, ya que se prevé complejo.

La fragmentación de los territorios palestinos -separados a nivel territorial, sujetos a poderes distintos y determinados por la ocupación israelí-, hacen prever que la puesta en marcha electoral será difícil.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP), que lidera Abás, solo tiene control en áreas reducidas de Cisjordania.

Según la agencia oficial de noticias Wafa, el decreto de Abás concreta que los comicios legislativos «se llevarán a cabo en las áreas administradas» por la ANP, y servirán «como primera etapa para la posterior formación» del CNP, aunque matizó que la votación para este órgano «se llevará a cabo siempre que sea posible».

HAMÁS BENDICE LAS ELECCIONES

Por su parte, el movimiento islamista Hamás, que gobierna de facto en Gaza -bajo bloqueo israelí desde 2007-, dio la bienvenida al decreto de Abás, destacó su «gran entusiasmo» y agregó que la convocatoria supone «un éxito en interés del pueblo palestino», que «tiene el derecho absoluto a elegir sus líderes y representantes».

Además, remarcó «la importancia de preparar el ambiente para unas elecciones libres y justas, en las que el votante exprese» su voluntad «sin presiones ni restricciones», y aseguró que mostrará «una gran flexibilidad» para la preparación del proceso.

También pidió que los comicios sean transparentes e insistió en «la necesidad de proceder sin vacilación para completar el proceso electoral en Jerusalén», algo que se augura complicado al estar su parte oriental anexionada bajo jurisdicción de Israel.

El Gobierno israelí niega la competencia de las autoridades palestinas y veta el desarrollo de sus funciones sobre esta zona de la ciudad.

Ante ello, Hamás apeló en un comunicado a «acordar una estrategia integral para enfrentar la ocupación sionista (Israel)», y «para lograrlo» pidió «realizar un diálogo nacional en el que participen todos los patriotas palestinos, sin excepción”.

CONSENSO ENTRE FACCIONES

El decreto presidencial se emite después de que el partido nacionalista Fatah, liderado por Abás, y Hamás llegaran a un pacto a principios de enero, tras más de una década de enfrentamientos. En el pasado habían llegado a acuerdos similares, pero nunca se llegaron a traducir en un decreto presidencial como el de hoy.

Ambas facciones palestinas -cuya división fue uno de los elementos que obstaculizó la vuelta a las urnas en los últimos años- se comprometieron a dejar atrás las diferencias que arrastran desde hace más de una década.

En 2007, Hamás tomó el control por la fuerza de Gaza y echó a las fuerzas de la ANP, lo que inició un largo enfrentamiento que ha deteriorado en gran medida la unidad nacional palestina.

Justo hoy se cumplen también 16 años desde que Abás asumió la presidencia de ANP. Fue elegido presidente en las elecciones de 2005 con más del 60% de los votos.

Sin embargo, la falta de comicios y procesos democráticos participativos ha deteriorado su legitimidad entre muchos palestinos, que cuestionan y rechazan su legado y posición.

Notiespartano/800 Noticias

Compruebe también

EEUU distribuirá dosis de vacuna de J&J la próxima semana, pendiente de autorización

24 feb (Reuters) – Estados Unidos distribuirá de tres a cuatro millones de dosis de …