Sin términos claros aun ante anuncio de aperturas de cuentas en dólares

La economía venezolana continúa creciendo diariamente y sin políticas acertadas que permitan estabilizarla, el futuro es incierto, pese a la dolarización de facto por parte de los ciudadanos y la vista gorda de la administración de Nicolás Maduro.

Aunque ciertamente esos dos puntos frenaron de manera leve el problema, entre noviembre de 2019 y febrero de 2020, la falta de soluciones hacen que la hiperinflación empiece a ganar terreno sobre las divisas.

En el último trimestre del año 2019, parecía que el discurso del Gobierno cambiaba y la banca nacional empezó a ofrecer unas cuentas custodias a las grandes empresas para guardarles los dólares en efectivo, que empezaron a recibir debido a la devaluación del bolívar soberano.

Más tarde en 2020, las entidades bancarias recibieron el permiso de vender dólares al cambio oficial publicado por Banco Central (BCV) a personas naturales y jurídicas.

Apertura de cuentas

Bancaribe fue la entidad pionera en dar la oportunidad a cualquier venezolano que quisiera tener una cuenta corriente en divisa, luego se empezaron a incorporar otros 14 bancos nacionales en ofrecer el mismo servicio.

Pero la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) todavía no publica las normas relativas a las cuentas bancarias nacionales en la moneda estadounidense.

Inmediatamente, el BCV recordó que las entidades no estaban autorizadas para hacer transferencias directas entre estas nuevas cuentas de moneda extranjera y cualquier otra en bolívares.

Pero el limbo lo crea las declaraciones como la del pasado 13 de enero de Nicolás Maduro, durante su Memoria y Cuenta ante su Asamblea Nacional cuestionada, donde reveló algunos detalles sobre cómo funcionarán estas nuevas cuentas bancarias.

«Todo comerciante podrá abrirla, tendrá su tarjeta y pagar en bolívares. Vamos a buscar distintas formas para combinar la dolarización con la economía digital para mantener nuestro signo monetario», resaltó el primer mandatario desde el Palacio Federal Legislativo.

Además, informó que el 30% de las transacciones del país son en divisas y aseguró que se intentará llevar la economía a un 100% digital.

Según el economista José Guerra, señaló que eso era imposible porque todas las economías necesitan una masa monetaria en físico, el diputado en el exilio señaló que lo más prevesible es una tercera reconversión monetaria durante este año para poder aligerar la carga a los bancos.

Al final, las cuentas en dólares siguen un limbo, debido a las autorizaciones y desautorizaciones por parte de la administración de Maduro, lo único claro es que debido a la falta de confianza en las políticas de Maduro para normalizar la economía, los cuidadnos han preferido por sí solos manejar los dólares en efectivo, mientras que el bolívar soberano empieza a desperecer de la calle y aparezca una solución creíble y viable por parte de la banca para garantizar el capital de los venezolanos en divisas.

Notiespartano/800 Noticias

Compruebe también

Vulnerabilidad del sector eléctrico es por abandono, desidia y mantenimiento establece Edgar Bracho

Vulnerabilidad del sector eléctrico es por la desidia el abandono en el que se mantuvo en estos últimos años y de mantenimiento correctivo