Segundo proceso de destitución de Trump lleva a EEUU a territorio desconocido

Una explosión causada por una munición de la policía cuando partidarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reúnen frente al edificio del Capitolio de Estados Unidos en Washington. 6 de enero de 2021. REUTERS/Leah Millis

WASHINGTON, 14 ene (Reuters) – Estados Unidos entrará en territorio desconocido cuando el Senado se reúna la próxima semana para el segundo proceso de destitución de Donald Trump, un juicio de una «evidencia escandalosa» contra el presidente saliente, según palabras de una representante demócrata.

La Cámara de Representantes votó el miércoles para impugnar a Trump por cargos de incitación una semana después de que sus partidarios irrumpieran en el Capitolio tras un discurso en el que el republicano les instó a luchar contra la victoria electoral del presidente electo Joe Biden. Trump afirma, sin pruebas, que perdió debido a un fraude electoral generalizado.

La representante Diana DeGette, una de los nueve responsables de la impugnación demócrata que argumentará el caso de la Cámara contra Trump, dijo que la presidenta de la Cámara Nancy Pelosi estaba acordando con el líder de la mayoría del Senado republicano Mitch McConnell cuándo transmitir el artículo de la impugnación al Senado, desencadenando el proceso de juicio.

«Esta es una situación en la que el delito se comete en gran medida en la televisión nacional», dijo DeGette, que fue abogada especializada en litigios. «Es un caso de una evidencia escandalosa».

Tras una votación con 232 votos a favor y 197 en contra el miércoles, Trump se convirtió en el primer presidente en ser impugnado dos veces y probablemente será el primero en enfrentarse a un proceso de destitución o «impeachment» después de dejar el cargo.

Diez republicanos se unieron a la mayoría demócrata para apoyar el juicio político, mientras que otros argumentaron que los comentarios de Trump estaban protegidos por la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que defiende la libertad de expresión.

Es muy poco probable que la acción conduzca a la destitución de Trump antes de que Biden tome posesión del cargo el próximo miércoles. McConnell ha dicho que no se puede iniciar ningún juicio hasta que el Senado vuelva a estar en sesión ordinaria el martes.

Los encargados de la acusación trabajarán durante el fin de semana para hacer una lista de testigos a los que desean llamar a declarar y afinar sus argumentos para la condena, dijo DeGette.

Si Trump ha dejado la Casa Blanca, el Senado podría condenarlo y después votar para prohibirle que se presente de nuevo a las elecciones.

Biden, del Partido Demócrata, ha instado a los líderes del Senado a no permitir que el juicio político se interponga en el camino de otras prioridades en sus primeros días en el cargo, como un proyecto de ley de estímulo económico, mejoras en la distribución de la vacuna contra el coronavirus y la confirmación de los principales nominados al gabinete.

La ceremonia de la toma de posesión de Biden se ha recortado debido a las preocupaciones por la seguridad y por la pandemia de COVID-19. El lado occidental del edificio del Capitolio, donde se realiza la investidura, está ahora fortificado con vallas, barreras y miles de tropas de la Guardia Nacional.

La policía del Capitolio de Estados Unidos dijo el jueves que el complejo del edificio del Capitolio estaba cerrado al público y que sus terrenos no serían accesibles el día de la toma de posesión, advirtiendo que cualquiera que intentara entrar ilegalmente sería arrestado.

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

UE amenaza a China por reforma del sistema electoral en Hong Kong

UE amenazó el viernes a China con adoptar "pasos adicionales en respuesta" a la idea de una reforma del sistema electoral de Hong Kong,