Islas Nusa en Indonesia: un lugar exótico

Aún son pocos los turistas que se atreven a cruzar el estrecho de Badung, en Indonesia. Este, con tan solo 20 kilómetros de ancho, separa Bali y uno de sus archipiélagos con más encanto: las Islas Nusa. Gracias a este hecho, las islas son conocidas por sus llamativos paisajes exóticos, en los que la huella del hombre aún no está marcada. Pasear por sus preciosas playas y bosques tropicales es una de las experiencias inolvidables que se pueden realizar en Bali.

Para llegar hasta las 3 islas, Nusa Penida, Nusa Lembongan y Nusa Ceningantendremos, solo tendremos que tomar un ferry desde el puerto de Sanur. De hecho, esto es gran parte del encanto del viaje, ya que podremos hacer el recorrido entre las islas a pie por la poca profundidad de estas aguas.

Pero ojo, que este hecho no quita que las islas Nusa sean un verdadero paraíso para los amantes de los deportes acuáticos como el submarinismo o el surf. A continuación, os ofrecemos toda la información necesaria para disfrutar al máximo de la estancia.

Nusa Lembongan

Un dato curioso que nos parece importante aportar es que la palabra nusa significa ‘isla’ en balinés; de ahí que hayamos preferido mantener su nombre original. Además, también es importante mencionar que las islas Nusa no destacan por sus playas, sino por ofrecer paisajes únicos y la oportunidad de bucear en un mar prácticamente virgen.

Dream Beach es una de las playas más bellas de las islas Nusa.

Sin embargo, en Lembongan podremos pasear y disfrutar de las aguas azules de las playas más famosas de las islas: Dream Beach (imagen de arriba) y Mushroom Beach. Os recomendamos visitarlas a partir de media tarde para evitar las embarcaciones y pasear con más tranquilidad entre los restos de coral que arrastra el oleaje.

Del mismo modo, también podemos ir hasta Devil’s Tears, un increíble acantilado formado alrededor de una pequeña bahía. Aquí podremos disfrutar y contemplar cómo las olas chocan con violencia en un espectáculo digno de fotografiar o grabar.

Para finalizar, recomendamos realizar una de las actividades más populares de Nusa Lembongan: visitar los manglares. Aquí podremos alquilar un kayak para dar un paseo por los estrechos canales que conforman el manglar y tener la oportunidad de ver parte de la fauna y flora de la islas Nusa.

Pasear por los bosques de manglares es uno de los atractivos de las islas Nusa.

Si contáis con más tiempo, también os aconsejamos visitar la zona de los cultivadores de algas, situados en la costa sur. Estos aprovechan cuando baja la marea para recogerlas. Las algas que se obtienen son procesadas para diversos usos, que van desde la alimentación hasta la medicina o la cosmética.

Nusa Ceningan

Siguiendo el recorrido habitual del viaje, dejamos atrás Nusa Lembongan para marchar rumbo a Nusa Ceningan. Lo mejor es que tan solo tendremos que cruzar el conocido como Yellow Bridge, un puente de unos 140 metros de largo por 2 metros de ancho. Es posible cruzarlo tanto a pie como en bicicleta, o incluso en moto.

Nada más cruzar, podremos sentarnos en algunos de los pintorescos bares de estilo chill out, desde donde podremos contemplar, si esperamos al atardecer, un paisaje marítimo que nos dejará con la boca abierta.

El Yellow Bridge divide dos de las islas Nusa.

Aunque Ceningan es la isla más pequeña de este archipiélago de Bali, brinda la alternativa de pasear por Secret Beach, uno de sus lugares estrella, que cuenta con una piscina salada. Como ya hemos comentado, las playas de estas islas no son un buen lugar para bañarse debido al fuerte oleaje, pero sí podremos mojarnos los pies y relajarnos.

También son conocidos sus acantilados cerca de Blue Lagoon y Mahana Point, desde donde los más atrevidos podrán saltar al mar desde los 4 hasta los 13 metros de altura.

Nuda Penida

La última parada es Nuda Penida, la isla de mayor tamaño. Para llegar hasta ella, hay que coger un barco desde el puerto de Nusa Lembongan. El trayecto es de unos 15 minutos, aproximadamente.

Aquí se encuentra la famosa playa de Kelingking Beach, una curiosa cala custodiada por varios pináculos de piedra caliza. De hecho, es tan impresionante que son pocos los turistas que se atreven a bajar hasta ella. Sin embargo, merece realmente la pena poder disfrutar de este paisaje tan mítico de las islas de Bali, aunque sea desde arriba.

Impresionante vista de arriba de la playa Kelingking, en Bali.

Otro de los lugares turísticos de mayor interés son las Angel’s Billabong, conformadas por varias piscinas naturales y desde donde podremos pasear, siempre y cuando esté la marea baja, hasta Broken Beach. En esta playa encontraremos un arco de roca natural, que es el que da nombre a la playa. Asimismo, aconsejamos visitar Goa Giri Putri, un templo que se encuentra en el interior de una cueva.

Por último, y si aún no hemos quedado del todo saciados de estos paisajes tan únicos, podemos ir hasta Pulau Seribu, también conocido como el mirador de las mil islas. Y es que las Islas Nusa no son solo un rincón para aquellos que disfrutan del turismo natural, sino un lugar donde inmortalizar la belleza natural que aún conservamos en el planeta.

Notiespartano

Compruebe también

Lisboa, destino para disfrutar en familia

Durante las vacaciones de verano es muy interesante poder viajar en familia y nada mejor que hacerlo …