WIDER IMAGE-En la antigua Bangkok, una diosa se resiste a una ola de gentrificación

Por Jorge Silva

BANGKOK, 31 dic (Reuters) – Dentro del santuario de Chao Mae Thap Thim en Bangkok, una figura de la diosa del mar Mazu se encuentra en el centro de un altar de deidades enmarcado en oro, en una habitación adornada con lámparas y escrituras chinas.

Afuera, una valla de metal alta y recién erigida se encuentra entre la diosa y un amplio sector en obras, donde una docena de camiones y excavadoras esperan para mudarse y demoler el santuario histórico que alguna vez fue el corazón de la comunidad migrante china de la capital tailandesa.

Es posible que los leones de piedra que protegen el santuario no aguanten mucho más. La Universidad Chulalongkorn de Bangkok, propietaria del terreno, planea construir dos edificios residenciales que comprenden 1.758 departamentos, a pesar de las protestas de sus propios estudiantes.

«Tarde o temprano cortarán el suministro de agua y la electricidad», dijo Penprapa Ployseesuay, la cuidadora del santuario durante 25 años.

Chao Mae Thap Thim es un inusual obstáculo contra una ola de gentrificación en una de las capitales más vibrantes de Asia, donde el cambio se está imponiendo en un crisol de comunidades que durante generaciones lo han resistido.

Penprapa vive con su madre y sus dos hijos en una pequeña casa al lado del santuario y lo abre a cualquiera que desee presentar sus respetos a la diosa, o buscar su guía o bendiciones.

La construcción ha interferido con el sistema de drenaje del santuario, a veces inundándolo, y Penprapa teme que la altura de la valla circundante signifique que pocas personas sepan que aún está allí.

«Me siento muy triste. No ven la importancia y el valor de este lugar que merece ser preservado», dijo sobre la universidad.

«Eligieron no hacer que los dos mundos vivieran juntos», agregó. «Sólo quieren que nos vayamos».

Un comité está luchando contra el desalojo y ha presentado una orden judicial en su contra.

VIEJO Y NUEVO

La universidad, en respuesta a las preguntas de Reuters, dijo que construiría un nuevo santuario en un espacio que ha preparado en su Centenary Park, «donde su gracia y buen augurio permanecerá con la comunidad».

Penprapa dijo que un nuevo sitio no podría reproducir el encanto original del santuario centenario, que se mudó a su ubicación actual hace 53 años después de un incendio.

«Resistiremos tanto como podamos», dijo. «Sé que no será fácil».

La coexistencia de lo antiguo y lo nuevo es fundamental para el carácter de Bangkok, pero sus rascacielos y grupos de condominios eclipsan su lado más pobre.

Un ejemplo notable es el Iconsiam de 1.790 millones de dólares, un megacentro comercial de entretenimiento, tiendas minoristas y vistas panorámicas de la ribera, donde alguna vez estuvieron casas sobre pilotes y edificios ennegrecidos.

«Estoy entusiasmado con el nuevo ambiente», dijo Surin Sae-Ton, de 50 años, que dirige una tienda de té al otro lado del río de Iconsiam. «Pero no sé cómo será la comunidad en el futuro con esta nueva prosperidad».

«Esta zona solía tener muy buenos negocios, pero en los últimos años ha bajado», dijo Lee Kwang Tao, de 62 años, propietario de una tienda de medicina china. «Es por eso que la gente de este vecindario está vendiendo su propiedad».

Los defensores de la conservación dicen que se está perdiendo la identidad confusa que hace a Bangkok tan popular y que la ciudad debe encontrar soluciones para gestionar cuidadosamente los cambios.

«Esta es la velocidad que nadie puede controlar, es realmente imparable», dijo Niramon Serisakul, director del Centro de Diseño y Desarrollo Urbano de la Universidad de Chulalongkorn. «A veces la gente se olvida de otras cosas importantes, como cómo preservar el patrimonio».

(Reporte adicional de Juarawee Kittisilpa; escrito por Martin Petty; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEGBU0KZ-BASEIMAGE

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEGBU0L1-BASEIMAGE

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEGBU0L2-BASEIMAGE

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEGBU0L3-BASEIMAGE

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEGBU0L4-BASEIMAGE

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEGBU0L5-BASEIMAGE

Compruebe también

Bad Bunny y Nicky Jam acompañan disco «final» de Enrique Iglesias

Enrique Iglesias ha publicado este viernes «FINAL (Vol.1)», la primera parte de su presunta despedida …