Estiman caída del 7% del PIB de Venezuela para 2021

Torino Economics mantiene la proyección de una caída del 7,04% del Producto Interno Bruto (PIB) para el año 2021. De acuerdo con el último informe de la firma, el Gobierno seguirá recurriendo en el año 2021 al financiamiento de su déficit vía Banco Central de Venezuela.

Dice el informe que el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) anunció en días pasados una recaudación tributaria en octubre de 2020 de $117,5 millones, mientras que la acumulada de enero-octubre fue de $493,2 millones, lo que implica una disminución en la recaudación de 42,61% y de 29,17% respectivamente, en relación a los mismos períodos en 2019; por lo que se puede inducir que, gracias a la reducción de los ingresos tributarios no petroleros y al decaimiento de los ingresos petroleros, los recursos para poder cubrir los gastos corrientes del estado se prevé que se continúen obteniendo por medio del financiamiento monetario por parte del BCV.

La firma desestima el efecto positivo que pude tener la ley antibloqueo, principal herramienta que el Gobierno asegura usará para enfrentar el efecto de las sanciones y la caída acumulada ya de siete años del tamaño de la economía venezolana.

«En esta ley no se promueve en forma conjunta con algún tipo de política monetaria ni cambiaria o siquiera fiscal, razón por la que se continuará en un entorno en el que los principales medios de pagos o de transacción sean las divisas, similar a lo ocurrido en Zimbabue en el período de hiperinflación (donde la “dolarización multidivisas” imperaba y se permitía el uso de 5 distintas, incluyendo entre ellas al yuan chino y al dólar americano)», asegura el informe de Torino.

De esta manera, si bien la ley antibloqueo intenta facilitar la introducción de capitales al país, haciendo uso de instrumentos financieros alternativos como los criptoactivos, el mayor obstáculo que presenta el Gobierno de Maduro es la falta de institucionalidad, lo cual no significa que no entrarán capitales al país. Pero cabe preguntar ¿a qué costo?

«Incluso más allá de esto, al no existir un plan económico integral (que comprenda políticas fiscal y monetaria) en miras de solventar las deficiencias y distorsiones existentes de la economía, muy posiblemente lejos de generar un incremento en el bienestar socioeconómico de Venezuela, lo que se tendrá en una profundización de los indicadores de corrupción y las distorsiones económicas y sociales ya existentes», concluye Torino Economics en su informe sobre Venezuela.

Notiespartano/Panorama

Compruebe también

La banca digital acelera su consolidación en América Latina

Con las restricciones derivadas de la covid-19, un 60 % de los consumidores hispanoamericanos abrió …