Brasileños eligen a alcaldes durante rebrote de COVID-19 y de violencia

Bruno Covas, alcalde de Sao Paulo, toma de la mano al gobernador del estado de Sao Paulo Joao Doria mientras celebran la reelección de Covas en Sao Paulo, Brasil. 29 de noviembre de 2020. REUTERS/Amanda Perobelli

SAO PAULO, Brasil, 29 nov (Reuters) – Los votantes brasileños de 57 ciudades, incluidas 18 capitales de estado, volvieron a las urnas para la segunda vuelta de las elecciones de alcalde el domingo, cuando los casos de COVID-19 han aumentado en el país al igual que la violencia, con asesinatos y ataques a candidatos.

Conmocionados por el segundo brote de coronavirus más mortífero del mundo y por una profunda crisis económica, los brasileños votaron en su mayoría por políticos experimentados de partidos tradicionales.

Los votantes de São Paulo reeligieron al alcalde de centroderecha Bruno Covas para un nuevo mandato de cuatro años en la ciudad más grande y centro financiero de Brasil.

Covas derrotó a su oponente de izquierda Guilherme Boulos, quien dijo haber dado positivo al COVID-19 dos días antes de que abrieran las urnas.

La victoria de Covas es un impulso para el gobernador de São Paulo João Doria, un adversario potencialmente fuerte para el presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro, que planea buscar la reelección en 2022. El candidato de Bolsonaro para alcalde de la ciudad más grande del país quedó en cuarto lugar en la primera vuelta.

En Río de Janeiro, la segunda ciudad más grande de Brasil, el centrista Eduardo Paes fue elegido en lugar del obispo evangélico de derecha Marcelo Crivella, que se presentaba a la reelección y que contaba con el apoyo de Bolsonaro.

En los dos meses de campaña que precedieron a la primera vuelta de las elecciones del 15 de noviembre, hubo 200 asesinatos, intentos de asesinato o candidatos heridos, según la autoridad electoral brasileña TSE.

La votación del domingo confirmó los avances de los partidos de centro y centroderecha a expensas de los candidatos apoyados por Bolsonaro, lo que podría complicar su reelección.

También fue la primera vez desde 1985 que el Partido de los Trabajadores (PT) del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva no consiguió la alcaldía de una capital estatal.

En Fortaleza, el candidato de izquierda del PDT derrotó a un oponente respaldado por Bolsonaro. En Belem, el PSOL, un partido a la izquierda del PT de Lula, ganó la alcaldía, derrotando a un candidato apoyado por el presidente.

Sólo un candidato apoyado por Bolsonaro ganó la capital de un estado, un policía evangélico antiaborto que fue elegido alcalde de Vitoria en el estado de Espirito Santo.

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

Autoridades guatemaltecas frenan avance de caravana de migrantes que se dirige a EEUU

Autoridades guatemaltecas informaron que frenaron el avance de cerca de 8,000 centroamericanos que busca llegar a EEUU