Venezuela retoma exportación de crudo a China a pesar de las sanciones de EE.UU.

Venezuela reanudó sus exportaciones directas de petróleo a China después que las sanciones de Estados Unidos llevaran el comercio bilateral al subsuelo durante más de un año, según los datos de seguimiento de buques de Refinitiv Eikon y los documentos internos de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), revisados por la agencia Reuters.

Las empresas estatales chinas China National Petroleum Corp (CNPC) y PetroChina -que durante mucho tiempo estuvieron entren los principales clientes de Pdvsa- dejaron de cargar crudo y combustible en los puertos venezolanos en agosto de 2019 después que Washington extendiera sus sanciones a la petrolera venezolana, para incluir a cualquier compañía con la que mantuviera relaciones comerciales.

Un portavoz del Departamento del Tesoro de Estados Unidos insistió el miércoles en que «los que se dedican a actividades en el sector petrolero venezolano se arriesgan a ser sancionados».

El primer buque cisterna que reanudó el transporte de crudo venezolano directamente a China fue el Kyoto, identificado por el servicio de monitoreo de embarcaciones TankerTrackers.com, mientras cargaba 1,8 millones de barriles de crudo pesado en el puerto venezolano de Jose, a finales de agosto.

Al menos otro buque cisterna, el Warrior King, está descargando crudo venezolano en el puerto chino de Bayuquan, mientras que dos buques de propiedad de PetroChina acopiaron petróleo en Venezuela este mes, de acuerdo con los programas de carga y documentos de embarque de Pdvsa, y los datos de Refinitiv Eikon.

El Kyoto, fletado por una compañía llamada Wanneng Munay según un documento interno de Pdvsa, descargó en la terminal petrolera china de Dalian a principios de noviembre después de cubrir una gran parte de su ruta hacia Asia en el llamado «viaje oscuro», con su transpondedor de localización fuera de línea, según mostraron los datos de Refinitiv Eikon.

Wanneng Munay forma parte de un grupo de más de una docena de empresas registradas en Rusia sin experiencia previa en el comercio de petróleo que se han convertido en clientes de Pdvsa en los últimos meses.

Los envíos directos se producen antes de la transición de poder en Estados Unidos en enero, del presidente republicano Donald Trump al presidente electo demócrata Joe Biden, cuyos asesores han dicho que mantendrá las sanciones pero cambiará el enfoque de la estrategia de Estados Unidos.

El jueves, el buque tanque Warrior King de bandera togolesa, que fue propiedad de Venezuela hasta septiembre, fue atracado en la terminal petrolera china de Bayuquan después de transportar unos 600.000 barriles de crudo pesado Merey 16 cargado en septiembre, según uno de los documentos de Pdvsa y los datos de Refinitiv Eikon..

Los documentos de Pdvsa y los datos de rastreo de los buques también confirmaron que dos buques de transporte de crudo muy grandes (VLCC) con pabellón de China y con capacidad para transportar unos 2 millones de barriles de crudo cada uno cargaron crudo pesado venezolano en el terminal de Jose en los últimos días.

Uno de los buques, el Xingye, partió de Venezuela el jueves señalando a Singapur como su destino, según los datos de Eikon. El otro, el Thousand Sunny, aún no ha zarpado. Ambos petroleros eran propiedad de una empresa conjunta de Pdvsa y PetroChina hasta principios de este año cuando PetroChina asumió la propiedad total,

El comprador detrás de los dos cargamentos es una empresa llamada Cirrostrati Technology Co LTD, según los documentos de Pdvsa.

El gobierno socialista de Maduro se reunió con una delegación de funcionarios y empresarios chinos este mes para promover una nueva ley de promoción de la inversión, a pesar de lo que Caracas ha llamado un «bloqueo» por parte de Washington. La ley permite al gobierno firmar nuevos acuerdos petroleros de forma confidencial.

Notiespartano/Banca y Negocios

Compruebe también

Escasez de gasoil podría incurrir en la paralización de la industria azucarera

El presidente de la Sociedad de Cañicultores de Portuguesa (SOCA-Portuguesa), Óscar Contreras, advirtió que podrían …