Con el sol en la espalda, por José Gregorio Rodríguez

En días pasados el secretario general de Acción Democrática (Ramos Allup), en Nueva Esparta, Tobías Bolívar, al comentar que la fracción de la organización que dirige continúa fortaleciendo su estructura y trabajando por la Consulta Popular planteada por el “presidente imaginario”, Juan Guaidó, anunció la designación de José David Gil, como sub secretario general de esa organización, en sustitución del gobernador Alfredo Díaz.

Se confirma lo que hemos venido sosteniendo desde hace algún tiempo, el gobernador quedó “auto excluido” de una parte de AD y se “auto  incluyó” en la que dirige Bernabé Gutiérrez.

Un nuevo episodio en la “zigzagueante” ruta política transitada por el gobernador desde que resultó electo en octubre del 2017.

No detallaremos el capítulo harto comentado de su juramentación ante la Asamblea Nacional Constituyente.

Hoy ilustraremos con una actuación que pretende ocultar de su récord en las redes sociales. El llamamiento que a la desobediencia constitucional formuló a los militares de la Patria en febrero del 2019, para que permitieran el ingreso de la presunta ayuda humanitaria a nuestro país, en una misiva en la que aprovechó para  “auto asimilarse” como General de la República: “A nuestra Fuerza Armada Nacional FANB,  en especial a todos los componentes del estado Nueva Esparta y quienes me conocen, saben que provengo de una familia nacida y criada en un sector popular de donde sé que también vienen muchos de ustedes, ambos hemos sido testigos del esfuerzo que con mucho sudor y hasta lágrimas nuestros padres lucharon para sacarnos adelante (…) Ustedes escogieron el mundo militar y yo la política, ustedes ascendieron por sus méritos y yo por los votos de nuestra gente. Algunos fueron tenientes y yo concejal, otros  coroneles y yo alcalde, ahora son Generales y yo Gobernador (…) Todos sabemos las razones de esta situación por la cual  no pienso caer en debates estériles, por ello les pido con mi mano en el corazón, que permitan y colaboren con el ingreso de la ayuda humanitaria a nuestro país, y en especial a Nueva Esparta por ser estado fronterizo, esa ayuda a la que tantos países se han sumado, la cual debemos agradecer y permitir su entrada, para salvar vidas que hoy piden la mano amiga de todos,  incluso la de ustedes y sus familiares,  porque también padecen y viven lo mismo que todos los margariteños y cochenses”.

Todo esto para terminar repartiendo insumos médicos y medicamentos suministrados por el ministerio de Salud del gobierno del presidente constitucional, Nicolás Maduro, en las afueras del Hospital Luis Ortega de Porlamar, haciéndolos pasar como ayuda humanitaria procurada por Guaidó.

Eran los días previos a la visita del entonces presidente de la AN a Nueva Esparta, promovida por el gobernador y realizada siguiendo un guión elaborado desde Caracas.

El jueves 18 en la mañana llegó Guaidó, en un lujoso yate que lo trasladó desde las costas de Anzoátegui, y luego hizo transbordo a un humilde peñero antes de posar para las fotos que se divulgarían de su entrada a Punta de Piedras. Más tarde se conocerían las gráficas  del “muchacho de la película” en la isla de Coche, mientras se disponía a realizar una poco ortodoxa zambullida desde la embarcación que le sirvió de transporte marítimo a Margarita.

Eran los días de moda del mantra opositor convertido en karma: “cese a la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres”.

Se fue el visitante y al llegar a Caracas comenzó su “distanciamiento” del gobernador a quien atribuyó lo mal organizada y el poco respaldo popular que se observó en la gira.

Continuó Díaz su errático transitar, el cual coronó con su “estelar” actuación en ocasión de la convocatoria a elecciones parlamentarias el próximo 6D, realizado por los nuevos rectores del CNE el pasado mes de julio.

Primero respaldó al nuevo Poder Electoral y su convocatoria electoral para luego retractarse e invitar a desconocer  los resultados de las elecciones parlamentarias por considerarlas fraudulentas, dada su convocatoria por un “espurio” Consejo Nacional Electoral.

Así pues, ha transcurrido el errático transitar del inquilino de La Asunción, quien ahora con “el sol en la espalda” recorre los municipios de Nueva Esparta, presentando su aspiración a la reelección e invitando a votar en las elecciones del 6D y mientras más lugares visita con mayor crudeza se percata no sólo que los partidos políticos ya no lo respaldan, sino que además, perdió el afecto del pueblo.

JoséGregorioRodríguez/[email protected]

Compruebe también

La Ceiba de Los Robles, por Manuel Avila

La Ceiba de Los Robles abre un ciclo histórico y ojalá que Morel David destine en su próximo mandato recursos para la preservación