¿Qué es ser skoliosexual?

La sexualidad de las personas es algo muy diverso, no responde a un sistema tan sencillo como ser homosexual, heterosexual o bisexual, es algo más profundo que eso, en vez de utilizar solo tres colores de la caja, se utilizan todos. El ser skoliosexual es algo que no se conoce mucho pero que resulta como una oposición a lo que tradicionalmente se percibe.

Primero, la palabra no está relacionada con escoliosis, aquel problema de curvatura en la columna vertebral, «estamos a la mitad de una gran revolución en género y clasificación de la identidad sexual», admite Phillip Hammack, profesor psicólogo de la Universidad de California en Santa Cruz, «Hay un lenguaje nuevo estallando a la izquierda y a la derecha».

Exactamente, skoliosexual hace referencia a la atracción hacia las personas que se identifican como no binarias (no se piensa solo en mujeres y hombres o masculino y femenino) o a cualquiera que no se identifique como cisgénero (personas conformes con el sexo que nacieron», explica Debra Laino, una sexóloga clínica, terapeuta de relaciones y profesora en la Universidad Jefferson y la Universidad Wilmington. «Es muy fluido teniendo en cuenta que no hay una atracción a unos genitales específicos», sostiene Laino. En vez, se siente una atracción a cómo otra gente ve su lugar (o falta de lugar) en el espectro del género.

Existe similitud entre ser skoliosexual y pansexual, que es una atracción a todos los géneros, en caso de que no se sienta necesariamente atraído a los penes o a las vaginas. La diferencia yace en que cuando usted es skoliosexual, no se siente una atracción a las personas que se identifican con un género específico.

En realidad se trata de un término relativamente nuevo, apenas mencionado en redes sociales, aunque los académicos llevan unos cuantos años transmitiéndolo a sus estudiantes, recordando que hace diez años hablar sobre géneros no binarios era demasiado nuevo.

El término puede significar algo diferente para cada persona, Laino señala, «Algunos skoliosexuales pueden sentirse atraídos estrictamente a las personas trans y algunas se sienten atraídos a quienes son genderqueer». Estar interesado en la gente que no se identifica como hombre o mujer no es lo mismo a sentirse excitado por la gente que no se ve explícitamente femenina o masculina, es decir, ser skoliosexual no tiene que ver con sentirse atraído por la apariencia de alguien.

Laino también explica que ser skoliosexual da pie a relaciones más íntimas, ya que no es algo sobre la apariencia, entonces identificarse de esta manera querría decir que se necesita de crear relaciones emocionales íntimas. En realidad, para gustar de alguien no se necesitaría solo verla, más bien conocerla, «es un poco sobre una atracción a características profundas de una persona. Está conectado a la autenticidad», explica Hammack.

Notiespartano

 

Compruebe también

Las parejas más felices son las que menos aparecen en las redes sociales

Estás tan feliz en tu nueva relación de pareja que te encantaría gritarle al mundo lo feliz …