Sector extremo de oposición se consolida en el exilio

Julio Borges, Carlos Vecchio, Antonio Ledezma, Tomás Guanipa y, más recientemente, Roberto Marrero. La lista de los dirigentes nacionales de los partidos de la oposición que están en el exilio es larga y ahora se añade el nombre de quien ha sido el preso político más emblemático ante la comunidad internacional, el líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, que luego de estar seis años y ocho meses privado de libertad (primero en la cárcel de Ramo Verde, luego en su hogar y finalmente en la residencia del embajador de España), salió del país este sábado y llegó a España el domingo.

El politólogo Ricardo Sucre considera que el sector más duro de la oposición, que tiene en López una de sus figuras centrales, gana terreno con la libertad de la que dispondrá ahora el exalcalde de Chacao, para influir en la estrategia del gobierno interino de Juan Guaidó.

Pienso que el sector extremo, el de la política de choque, se está articulando afuera y está agarrando fuerza dentro de la oposición”.

A esta tesis la sustenta las mismas declaraciones de López, quien tiene el cargo de comisionado presidencial para el Centro de Gobierno del presidente (e) Juan Guaidó y que, en sus primeras palabras en territorio internacional, señaló que continuará cumpliendo “de manera inquebrantable” con sus responsabilidades. Su padre, Leopoldo López Gil, habló en tono similar al medio NTN24. “El deber de él es liderar, desde afuera, coordinar desde afuera, esa mejor unidad de toda la oposición venezolana”, aseveró el también europarlamentario del Partido Popular.

A Sucre la decisión de López le resulta bastante lógica desde la perspectiva política y de lo que más convenía al propio López, más allá de las nuevas desavenencias que pueda generar con otros sectores más moderados de la oposición. “Escogió no ser un símbolo, sino un activo político en esa cuenta. Es obvio que decidió bien”.

Extremos y moderados

Para el experto, la salida de López no es un signo claro de que Guaidó y los integrantes del Gobierno interino estén planificando un gobierno en el exilio. “No estoy tan seguro de eso, puede haber una articulación, una división del trabajo, mientras Guaidó se queda acá, en la clandestinidad o no, para empujar la agenda del quiebre con un activo político. Lo que sí parece claro es que no se ve la salida de Maduro del poder para ya”.

A su juicio, la salida de López tampoco producirá una ruptura formal entre el liderazgo que está en el exterior, más asociado al gobierno interino, y el que se queda en el país, más moderado, como el representado por el excandidato presidencial Henrique Capriles. “Sí puede darse un deslinde en los hechos más que un deslinde formal”.

El analista explica que el sector que acompaña a López se ha mostrado más activo a la hora de aglutinar sus fuerzas. Considera que la postura del exsecretario ejecutivo de la extinta Mesa de la Unidad Democrática y líder social, Jesús “Chúo” Torrealba, publicada este domingo en su cuenta de Twitter, es un llamado a los sectores moderados de la oposición a organizarse.

Torrealba aseguró que la salida de López es el “primer paso hacia el gobierno en el exilio”. Advirtió que esto incrementará la desconexión del liderazgo de los integrantes del Gobierno interino con la realidad de los venezolanos y llamó a los activistas sociales a tener un “plan propio”.

Quienes activamos desde la sociedad civil, tendremos que trascender el activismo ciudadano convencional y asumir un nuevo compromiso socio-político”.

Para Sucre, el sector más duro de la oposición ha sido más activo en este sentido. “Vamos a ver si ese sector moderado empieza articularse. El sector extremo ha sido más pila, se está articulando, en los otros todavía no se ve”.

Notiespartano/Cronica.uno

Compruebe también

Analistas hablan de las ventajas y los contras de participar en las elecciones

Para este próximo 6 de diciembre, el Consejo Nacional Electoral (CNE) respalda un proceso de …