Detenidos 21 “implicados en financiamiento ilegal del secesionismo” pone en la mira a Puigdemont

La presunta financiación de la actividad de Puigdemont en Waterloo mediante el desvío de dinero extraído de las arcas públicas es lo que investiga la justicia, y a ello responden las detenciones de hoy miércoles.

Tras varios meses sin residencia fija, en febrero de 2018 Puigdemont se instaló en una mansión en un barrio residencial de Waterloo, cerca de Bruselas, y desde allí pretende continuar con su influencia sobre la política catalana, después del fracasado intento secesionista de 2017.

Presunto desvío de dineros públicos para financiar gastos de Puigdemont

Las detenciones de hoy responden a la investigación judicial abierta en Barcelona sobre el presunto desvío de fondos públicos para financiar los gastos de Puigdemont en Bélgica. Esta investigación es una pieza separada de la causa abierta sobre el supuesto desvío de fondos públicos a fundaciones afines a CDC, partido que ha gobernado Cataluña desde que recuperó su autonomía en 1979, excepto siete años de gobiernos presididos por socialistas (2007-2010) .

El juez, que precipitó la operación a raíz de los indicios recabados durante meses de intervenciones telefónicas, también investiga la relación de alguno de los detenidos con las actividades de Tsunami Democràtic, una organización radical creada para mantener la tensión en las calles, tras el fracaso del proceso independentista.

Entre los detenidos se encuentran políticos de los dos principales partidos independentistas catalanes: ERC y CDC, que se transformó el JxCat de Puigdemont, y que forman la coalición que actualmente gobierna en Cataluña, a los que hay que añadir empresarios que financiaron el proceso secesionista.

El círculo más cercano

Entre los detenidos de hoy están David Madí, exalto cargo de CDC, Xavier Vendrell, exconsejero catalán de ERC y el empresario Oriol Soler, que forman parte del círculo más próximo de Puigdemont y a ellos se suma el historiador Josep Lluís Alay, jefe de la oficina del expresidente catalán.

Este último acompañaba a Puigdemont, junto a dos policías catalanes y el empresario Josep Maria Matamala, cuando fue detenido en Alemania en marzo de 2018, motivo por el que la Audiencia Nacional española le investigó por un delito de encubrimiento.

Y los tres primeros fueron figuras clave, a diferentes niveles, para la organización clandestina del referéndum independentista unilateral del 1 de octubre de 2017, desde un núcleo de decisión bautizado como «estado mayor del procés» (proceso en catalán).

En 2017 tuvo lugar el conocido como proceso independentista en Cataluña, que se visualizó en un referéndum ilegal por la secesión celebrado el 1 de octubre y que culminó con la declaración de independencia por parte del Parlamento de Cataluña el 27 de ese mes, declarada inconstitucional y que acabó con la intervención del Ejecutivo catalán por parte del Gobierno español y la apertura de un proceso judicial.

Como consecuencia, algunos destacados dirigentes independentistas catalanes fueron detenidos y posteriormente condenados por el Tribunal Supremo por sedición, pero otros, entre ellos Puigdemont, optaron por huir de España para eludir la acción de la Justicia.

Notiespartano/DW.com

Compruebe también

Este es el gabinete del presidente electo Joe Biden

Este es el gabinete y asesores en la Casa Blanca, trabajando para cumplir con su promesa de construir un gobierno que refleje la diversidad