Johnson anticipa un Brexit sin acuerdo y cancela negociación comercial

LONDRES, 16 oct (Reuters) – El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo el viernes que ha llegado el momento de que el Reino Unido se prepare para un Brexit sin un acuerdo comercial si la Unión Europea no cambia de postura, diciéndole sin rodeos a Bruselas que no tiene sentido seguir hablando.

Un final turbulento de una crisis que se ha prolongado durante cinco años sembraría el caos en las delicadas cadenas de suministro que se extienden por toda Europa y otros lugares, al igual que lo ha hecho el nuevo coronavirus con la economía mundial.

En la que se suponía que iba a ser la «cumbre del Brexit» el jueves, la UE lanzó un ultimátum: el bloque dijo que estaba preocupado por la falta de progresos y pidió a Londres que hiciera concesiones o se preparara para un Brexit caótico el 31 de diciembre.

«He llegado a la conclusión de que debemos prepararnos para el 1 de enero con acuerdos más parecidos a los de Australia basados en principios sencillos de libre comercio mundial», dijo Johnson.

«Con el corazón en alto y con total confianza, nos prepararemos para abrazar la alternativa, prosperaremos vigorosamente como una nación independiente de libre comercio, controlando y estableciendo nuestras propias leyes», añadió.

El portavoz de Johnson dijo poco después que las conversaciones habían terminado y que no tenía sentido que el principal negociador de la UE, Michel Barnier, viaje a Londres la semana próxima, a menos que cambie de enfoque.

«Las conversaciones comerciales han terminado: la UE las ha terminado en la práctica diciendo que no quieren cambiar su posición negociadora», dijo el portavoz.

La política de Johnson de probar los límites, que sigue a una demanda de la UE para que Londres haga más concesiones, podría provocar un Brexit desordenado, pese a que dejó abierta la posibilidad de que la UE reconsidere y ofrezca a Gran Bretaña un mejor acuerdo.

«A menos que haya un cambio fundamental de enfoque, vamos a ir por la solución de Australia. Y debemos hacerlo con gran confianza», dijo.

El llamado «acuerdo con Australia» significa que el Reino Unido comerciaría en los términos de la Organización Mundial del Comercio: como país sin un acuerdo comercial con la UE, al igual que Australia, los aranceles se impondrían según las normas de la OMC, lo que probablemente causaría importantes aumentos de precios.

La libra oscilaba con las noticias del Brexit el viernes: cayó un centavo frente al dólar estadounidense por los comentarios de Johnson, pero luego subió y volvió a bajar por los comentarios de su portavoz.

«UN PAÍS INDEPENDIENTE»

Cuando se le preguntó si se estaba alejando de las conversaciones, Johnson dijo: «Si hay un cambio fundamental de enfoque, por supuesto que siempre estamos dispuestos a escuchar, pero la cumbre de Bruselas no pareció particularmente alentadora».

«Quieren poder controlar nuestra libertad legislativa, nuestra pesca, de una manera que es obviamente inaceptable para un país independiente», dijo Johnson.

Antes de que su portavoz declarara terminadas las conversaciones, la UE dijo que seguía trabajando en un nuevo acuerdo de Brexit, desestimando la retórica de Johnson de no hacer tratos como si fuera palabrería.

«La UE sigue trabajando para llegar a un acuerdo, pero no a cualquier precio», dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. «Como estaba previsto, nuestro equipo de negociación irá a Londres la próxima semana para intensificar estas negociaciones».

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que los 27 líderes de los gobiernos de la UE estaban unidos en sus opiniones sobre Brexit y habían encargado a Barnier que prolongara las conversaciones con Gran Bretaña durante dos semanas.

«Estamos listos para un acuerdo, pero no a cualquier precio», dijo Macron, añadiendo que Gran Bretaña necesitaba más de un acuerdo que la UE.

Gran Bretaña dejó formalmente la UE el 31 de enero, pero las dos partes han estado regateando sobre un acuerdo que regiría el comercio de todo, desde piezas de automóviles hasta medicinas cuando el 31 de diciembre termine el período de transición.

«Nos dirigimos a un terreno muy peligroso», dijo Ian Wright, el presidente ejecutivo de la Federación de Alimentos y Bebidas de Gran Bretaña. «En el caso de un Brexit sin acuerdo, los compradores -literalmente- pagarán un alto precio.»

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

Trump viaja a Michigan y Wisconsin para impulsar su candidatura

Trump viaja a Michigan y Wisconsin antes de iniciar una gira por los estados del oeste