Trastada blanca, por Manuel Avila

Esta semana cuando Henry Ramos visite tierra margariteña se desvestirán los santos del Alfredismo regional. Los adecos no voltearán la mirada hacia el mandatario regional porque no quieren perder los afectos del partido del pueblo en lo ideológico y preferirán alejarse de los nidos de alacranes que en nada ayudan a la democracia.

De todas esas gestas sin rumbo quedarán Oscar David, Fairuz y Egidio como los cabezas visibles de una insubordinación del Alfredismo que decidió usurpar las siglas de AD para seguir al fracasado Bernabé Guitérrez que se arrastra a los pies del proceso. Eso ocurrió en Nueva Esparta donde un grupo de funcionarios del Gobierno Regional saltaron la cuerda para asumir el compromiso con el Gobernador de formar filas de la legión del Piaroa sin importarles el valor de la democracia.

Esa historieta arrancó cuando Bernabé se vino a Margarita con el firme propósito de descabezar a una dirigente Femenina de AD y lo hizo el Jefe del Maaelecad que alzado como un capataz de hato le cercenó la cabeza a una dirigente eficiente que nunca tuvo una  queja por parte del estado mayor del partido del pueblo.

Por eso hubo quejas y declaraciones públicas de parte del Piaroa que ya vendido en su máxima extensión al régimen, pudo meter en el juego al hermano del indígena al hacerlo formar parte del Directorio del CNE  para formar parte de las conchupancias roji-blancas. Ahí es dónde viene la pregunta, qué ganó el Piaroa con doblar la cerviz ante el poder gubernamental?. Las ganancias son del Piaroa y sus sequitos que ahora apuestan a la continuidad del gobierno rojo, del triunfo de la mayoría en la AN y de jugar a favor del régimen em todos los planos.

Esa comedia continuada seguirá esta semana en Margarita donde Henry Ramos aplicará la fuerza para someter a los legionarios de la corte del Alfredismo y ya está probado que los votos de los alacranes no van para ninguna parte. Por ese motivo Henry viene a pegar un grito para desplazar a los 4 locos que creen en el Piaroa, pues el Maaelecad no le sirvió de argumento para controlar a los Secretarios de Organización de la tolda blanca. Por eso viene Henry a jugar duro contra los insurrrectos de la tolda blanca y trae la lengua afilada para doblarle las rodillas a los enemigos de AD. esa historieta fabulada la seguiremos de cerca para ver la ascendencia de Henry y la muerte política de Bernabé a quien dejaron solo en sus propósitos de dividir a AD.

Los muchachos del Piaroa Oscar David, Egidio, Fairuz y los otros alfredistas andan atemorizados porque la lengua afilada de Henry Ramos trae veneno para condenar el Alfredismo a un reducto de la nada política. Es una locura pretender ir a las elecciones sin beneficios electorales de ningún tipo y con desventajas mayúsculas que terminarán con la mayoría de parlamentarios en el proceso fraudulento del 6D.

Este careo estará bueno porque así Tobías Bolívar sacará sus armas para decirle a los adecos que no es en otra organización donde se cocinará la democracia, sino en el partido del pueblo. Los adecos se aguantan duro a su filosofía romuliana porque saben que no hay democracia y libertad sin elecciones libres. Por ese motivo apuestan a la grandeza de los pueblos con su tarjeta blanca como estandarte de luchas.

Los alacranes quedarán condenados junto al Alfredismo porque ya esa alianza Bernabé-Alfredismo es una cuenta pagada bien alto con signos de la mentira como elemento de la tragedia democrática. Ese es el motivo por el cual Henry viene a Margarita a desnudar al muerto blanco en la isla, pues seguro estoy que el Piaroa no dará la cara porque no tiene argumentos para convencer a nadie sobre la tesis del voto como sostén de la democracia. Esa será una lucha de posiciones disímiles entre los adecos y los alacranes adecos que tomaron el rumbo torcido por imposición del mandatario regional que decidió retar la fuerza política de su jefe Henry. No quedan dudas que la carrera que pegarán Oscar David, Fairuz y Egidio cuando escuchen la voz filosa del Pájaro Loco será para coger palco, pues es evidente que están en ese plano solo porque el Caciquito Blanco les impuso ese criterio primitivo de legitimar un movimiento político que salió de las filas blancas a dar la cara para legitimar el régimen.

Interesante será la semana en Margarita porque si Henry logra pasar los límites del espacio aéreo insular de seguro lanzará cuatro carajazos al aire para sentar precedente en una lucha política que busca poner orden en la pea blanca. De todas maneras los henristas Tobías, Beaufond, Chivo Narváez y el resto de lo que queda de la AD golpeada por la crisis estarán acompañando a Henry Ramos en su lucha por evitar que los bozales del Gobierno Regional le aprieten las mandíbulas a los alacranes blancos.

AD apuesta a la democracia y si tiene que cazar la pelea contra el Alfredismo no hay dudas que lo hará para demostrar quien tiene el toro por los cachos, pues es evidente que Henry no quiere tener discusiones con quien hasta hace unos meses se mostraba como el gran defensor de la democracia y por su pacto con Bernabé se partió en dos mitades. Estaremos atentos al devenir del adequismo que hace aguas cuando el poder regional impone rutas alejadas de lo estrictamente electoral y se somete a los planteamientos de la quiebra de la fortaleza del partido del pueblo.

No hay dudas que los alacranes tiemblan ante el paso arrollador de la mayoría del adequismo en los cinco estados donde todavía AD tiene alguna fuerza, pero que en ese proceso de debilitamiento por la posición de algunos gobernadores no se está tejiendo futuro, sino el aniquilamiento de una tolda política que ha sido arrastrada por las roscas de la hegemonía.

Las cartas están tiradas sobre la mesa y solo de carreras veremos a quienes doblarán las patas ante la presencia de quien sostiene que ir a elecciones es entregar la democracia y la dignidad a los alacranes del régimen. Por ahora hay que ver el decantar de la historia y la ruta equivocada de quienes van con Dios y con el Diablo.

Encíclica/ManuelAvila

Compruebe también

Francisco Fajardo, el genocida de la mitohistoria, por Francisco Suniaga

Francisco Fajardo a quien pretenden ahora, casi cinco siglos después, encerrar en el Ramo Verde de la historia por genocida salgo en su defensa