¿Cómo tener sexo en una relación a larga distancia? Te decimos cómo subir la temperatura

¿Hay vida sexual activa durante una relación a larga distancia? Sí y es fácil hacerlo (si es que tienes ganas y compromiso por hacerlo funcionar). Cuando una pareja se va a separar geográficamente, pero deciden quedarse juntos emocionalmente, por supuesto que surgen muchísimas dudas: ¿cómo mantener la comunicación intacta? ¿Cómo seguir creciendo juntos? ¿Cómo contarse su día a día? Sí, son cosas que por supuesto pesan mucho cuando se va a tomar esta decisión, pero seamos honestas: ¿qué pasa con el sexo en una relación a larga distancia?

Es un tema difícil para ambos, y de hechos muchas personas creen que empieza la etapa sedentaria de la relación… Pero no hay nada más alejado de la realidad. La vida sexual en una relación a distancia puede seguir activa, e incluso reforzar la relación amorosa entre ambos. ¿Quieres saber cómo? Te damos tips para que puedan lograrlo.

TIP G: Sólo sepan una cosa: requerirá esfuerzo y dedicación… pero el resultado será a los mismos niveles que como si estuvieran juntos.

1. SEAN CLAROS DESDE EL PRINCIPIO

El primer tip que debemos dar para tener sexo en una relación a larga distancia super tiene que ver con la honestidad. Estar separados por miles de kilómetros no hará las cosas más sencillas, por lo que deben dejar las cosas clarar. Una cosa es fluir, pero otra improvisar en su relación, especialmente en el punto sexual.

Deben fijar qué cosas deberán trabajar y de qué maneras elevarán la temperatura a distancia: puede ser sexo telefónico para que cada uno busque una forma de satisfacer su deseo de manera individual, mandar una nude para que no se olvide la atracción sexual o incluso sexting. En este caso… ¡TODO CUENTA!

Lo que no se vale es prometer cosas y no cumplirlas, o no ceder ante la situación (si eres de las que odia hablar por teléfono, lo sentimos amiga: si quieres a tu pareja, tendrás que acostumbrarte).

chica tomándose una selfie en la cama

2. NO TENGAN MIEDO EN USAR JUGUETES

Lo hemos dicho una y otra vez: los juguetes sexuales pueden ser sus mejores aliados. Ya es hora de que los dejen de ver como los enemigos, ¡POR FAVOR! No ponen en ‘juicio’ la labor sexual masculina.

Créenos, en una relación a distancia, serán lo mejor que te puedan pasar. Úsalos mientras hablan por teléfono o hacen una videollamada… ¿o qué les parece usar los juguetes que se pueden controlar a distancia? Hay algunos que se pueden controlar a través del celular, sin importar cuántos kilómetros los separen… ah, amamos cómo la tecnología nos cuida. Podrán tener sexo a larga distancia y sentirse más conectados que nunca.

3. GUARDEN LO MEJOR PARA CUANDO SE VEAN

Seguro has escuchado la frase ‘sacar lo mejor de la peor situación’. ¡Y en esta situación puedes voltear las cosas a tu favor! Puedes ver las cosas de una manera sumamente negativa al no tener a tu pareja a tu lado, pero es justo ese tipo de pensamientos los que desarrollan tendencias negativas en la relación. ¡Cambia el switch! ¿Y si mejor lo percibes como estar guardando lo mejor para cuando finalmente se vean? Reservar todo ese deseo para ese momento es una manera más positiva de ver las cosas, que simplemente pensar «ojalá estuviera aquí».

Chica conversando en su celular acostada en su cama

4. QUE EL SEXO Y LAS EMOCIONES VAYAN DE LA MANO

Sí, por supuesto que el sexo es el sexo y el deseo es una de las cosas a trabajar durante una relación a distancia… Pero no descarten hablar de sus emociones y sentimientos. Digamos que después de tener una sesión intensa de sexo a distancia, no olviden lo que hacen en vivo: abrazarse y platicar. Sigan trabajando las emociones en la pareja, aunque sea en un abrazo a distancia.

De lo contrario, el sexo alejados geográficamente podría perder su sentido, si no se están trabajando las emociones. ¡Actúen como si de verdad la distancia no fuera un problema!

5. PLATIQUEN SOBRE LA EXCLUSIVIDAD

Y dejamos para el final el consejo que no muchos desean, pero que ya muchas parejas abiertas lo tienen en el radar: platiquen sobre la exclusividad. Muchas parejas no se sienten cómodas con esto, por lo que deciden darle una oportunidad a la monogamia. Sin embargo, si ambos tienen un deseo sexual alto…. bueno, al menos pónganlo sobre la mesa. Si de verdad no es algo cómodo para ninguno de los dos, podrán tomar una decisión acorde a su deseo y a la situación. Sólo recuerden: sean honestos y háblenlo. No dejen nada al aire, ni esperen a que el otro les lea la cabeza.

Compruebe también

Las 5 parafilias más raras del sexo

En cuestión del sexo los gustos se quedan en los colores, pues hay un sin …