¿Cómo tener buen sexo en la ducha? Aquí algunos tips para que no sea un desastre

Tener sexo en la ducha puede ser una experiencia excitante y que genera placer en la pareja. El roce de los cuerpos con el agua puede generar sensaciones inexplicables.

Sin embargo, para muchos resulta difícil, especialmente porque algunas posturas no son cómodas. A continuación te dejamos algunos tips para que tener sexo en la ducha no sea un desastre y lo disfrutes más.

– Ten en cuenta la temperatura del agua. Puede que a ti te guste el agua fría ya  tu pareja no, entonces es recomendable que para tener intimidad el agua esté a una buena temperatura o tibia para que sea relajante.
Cuidado con los resbalones. Es importante tener alfombra protectora para evitar caerse, pues las duchas son generalmente pequeñas.
– No te excedas en el jabón. Usar jabón y shampoo puede ser divertido para el juego previo y para acariciar a tu pareja, pero hay que tener especial cuidado con el área de los ojos para evitar irritaciones.
 Prepara el espacio cuando haya tiempo. Prepara que sea un momento realmente inolvidable puedes poner algunas velas aromatizadas, usar cremas, aceites para que sea una experiencia sensorial. Si tienes tina puedes prepararla con espuma.
– Juguetes sexuales y lubricantes. Los dildos, vibradores o juguetes a prueba de agua pueden ser una alternativa para hacer diferente el sexo en la ducha. Tampoco olvides que la fricción con el agua puede resultar incómoda en la penetración, por eso puedes usar lubricantes a prueba de agua previamente.
-Sexo oral. En el caso de las mujeres puede ser muy placentero recibirlo, pero si la muejr es quien debe dar sexo oral debe tener especial cuidado en el momento que el hombre eyacule para que el semen no entre en sus ojos, pues puede provocar irritación.
– Secado suave. Al final de la faena es importante seguir manteniendo la sutileza. Seca el cuerpo de tu pareja con suavidad y pídele que haga lo mismo con el tuyo.

¿Qué posturas son ideales para hacer el amor en la ducha?

Hay algunas posiciones que pueden ser más cómodas que otras, pero el objetivo es conocerse y buscar acomodarse de tal forma que ambos disfruten el momento.

Estas son algunas que puedes probar:

– Ella entrelazada: esta consiste en que la mujer entrelace las piernas rodeando al hombre con su espalda pegada a la pared. Estos ervirá como punto de apoyo para que el hombre puede moverse.
Perrito: si la ducha tiene suficiente espacio la mujer puede probar ponerse en posición de ‘cuatro patas’ y el hombre de rodillas. Esto también puede evitar accidentes o caídas. Si es en una bañera mucho mejor.
Sentados: algunas duchas traen un espacio para sentarse y sería ideal para estar más cómodos. Si no lo hay puedes incluir un pequeño taburete o silla.
Lobo: esta posición permite más control por parte del hombre ya que toma a la mujer por la cintura mientras ella está de espaldas y la penetra por detrás.
Acostados: esta es muy cómoda, pero solo es posible si la ducha es lo suficientemente amplia. Sin embargo en una bañera puede resultar mejor.

Las posturas anteriores pueden tener variaciones para que sea aún más excitante. No obstante, ten en cuenta que haya estabilidad para que no ocurran accidentes que lamentar y termine siendo un desastre.

Compruebe también

¿Cuánto debería durar el sexo?

El sexo es uno de los temas más importantes en la vida de las personas, …