Las 9 cosas que toda mujer debe hacerle a un hombre en la cama

En materia sexual hay de todo en la viña del señor. A uno le gusta arriba, al otro abajo, de pie, de rodillas… Aunque hay tantos gustos íntimos como personas, existen ciertas cosas que se repiten en la mayoría. Podría afirmarse que existen patrones sexuales que son como la pizza: a todo el mundo le encantan y a cualquier hora.

Si estás harto de hacer siempre lo mismo, tanto de dar como de recibir siempre igual, hoy te traemos una serie de consejos y trucos para gozarlo al máximo cuando es él quien recibe. Atento:

1) Hablarle (y no muy fino)

No hay nada peor en la cama que estar con una persona ‘estrella de mar’, esto es, que se tumba, no habla ni es activa. A los hombres, y a las mujeres también, les gusta que su compañero de cama se manifieste, y si es para decirle cosas no muy finas, ya sabes, mucho mejor.

Un estudio de la Universidad de Cleveland (EEUU) comprobó que hablar durante el acto sexual aumenta el deseo y el placer. La investigación comprobó que las personas que se expresan con palabras durante el coito no solo se muestran más satisfechas consigo mismas, sino que también proporcionan más placer a su pareja.

2) Besos apasionados

Hay mucha gente que no sabe besar: salivan mucho, no sacan la lengua, la mueven como una lavadora… todas estas cosas restan pasión al encuentro y cortan bastante el rollo. De hecho, los besos son tan relevantes que en el 99% de las ocasiones permiten intuir cómo es la persona en horizontal.

Una vez que se sepa besar bien, hay que hacerlo, ya que a los hombres les encanta y aumenta el placer de ambos. Así lo comprobó un estudio, que estableció que estos aperitivos son necesarios para aumentar la excitación de la pareja

Lo que todos los hombres quieren en la cama

3) Acariciar los testículos

Los testículos son los grandes olvidados del cuerpo del hombre, junto con el ano y los pezones. A la mayoría les gusta que se los acaricien, con suavidad y sin apretar demasiado. «Succionar, apretar o tocarlos suavemente puede ayudar a algunos hombres a alcanzar el clímax más fácilmente durante las relaciones sexuales», asegura el entrenador sexual Charlie Glickman.

Lo suyo es comenzar a tocarlos en los juegos previos y, si al hombre le ha gustado, seguir con ello durante el coito para animar la cosa. 

4) Agarrarle el pelo y la espalda

La mitad superior del hombre es una de las zonas más dejadas de lado, cuando da mucho juego y es un gran acierto detenerse en ella, sobre todo en los preliminares. En las relaciones heterosexuales son ellas las que suelen llevarse la mayor parte de la atención y de los mimos antes del coito, y no debería ser siempre así.

Besar y tocar el cuello, y agarrar el cabello y la espalda de él son gestos que suben la temperatura del encuentro.

El cabello y la espalda hay que agarrarlos

5) Cuidado con los pezones

Lo de los pezones es un tema complicado, ya que no a todos los varones les gusta que se los toquen y mucho menos que se los estimulen. Por eso lo mejor es preguntar y probar: igual tu pareja no sabe que esta práctica le pone.

De hecho, solo el 52% de los hombres encuentra placer en la estimulación de los pezones, según un estudio del US National Library of Medicine and National Institutes of Health

Por probar que no quede. 

6) La cabeza del pene

La cabeza del pene, o el glande, tiene significativamente más nervios que el resto del miembro, así que hay que prestarle la atención que se merece. Se podría afirmar que es lo más parecido que existe al clítoris en el cuerpo del varón. 

Se triunfará si se pasa la lengua por el glande mientras se masturba con la mano el miembro viril. 

Le está preguntando que qué tal la cosa

7) Juega con el perineo

Entre los testículos y el ano se encuentra el perineo, que es una de las zonas erógenas del hombre. Se debe acariciar y presionar para conseguir que él sienta un placer intenso. Lo ideal sería estimularlo mientras se hace una felación.

8) Buen sexo oral

El sexo oral es el rey de la corona de lo que más le gusta a los hombres en la cama. De hecho, hay muchos que solo alcanzan el clímax a través de esta práctica que debería considerarse en más ocasiones como un plato único y no como un entrante

Para que la felación sea exitosa y placentera hay que hacerla bien y tener cuidado con los dientes.

Sexo oral siempre es un sí

9) Dar ‘feedback’ y pedirlo al final

Como guinda al pastel, se debe acabar preguntando la opinión y dando feedback. Si la cosa ha ido mal porque el hombre no ha hecho las cosas bien, no se debe ser cruel pero sí explicar lo que ha ocurrido. Y si ha sido bueno, hay que comunicarlo, ya que facilita que la próxima vez sea igual o mejor y anima al personal. Asimismo, recibir la opinión del varón ayudará a la otra parte a perfeccionar lo que sea conveniente.

Y esto es todo. ¿Qué opinas? ¿Qué punto echas en falta en tus relaciones? ¿Hay algo que quieras y que no hayamos dicho? Déjalo en los comentarios y lo tendremos en cuenta para próximos artículos.

Compruebe también

Las 5 parafilias más raras del sexo

En cuestión del sexo los gustos se quedan en los colores, pues hay un sin …