¿Cuándo cruzar el Passage du Gois en Francia?

El Passage du Gois es la vía que comunica la Isla de Noirmoutier con la Francia continental, en la región de la Vandea. Lo que hace de esta carretera un lugar tan especial es que permanece sumergida bajo el mar buena parte del día, todos los días.

La inundación diaria puede llegar a alcanzar hasta los cuatro metros de profundidad, lo que constituye uno de los mayores atractivos turísticos de la zona. Si bien las características de esta vía pueden resultar llamativas y curiosas, también es cierto que está catalogada como una de las carreteras de mayor peligro en el mundo.

La historia del Passage du Gois

La isla de Noirmoutier pertenece al departamento francés de la Vandea. También es conocida como la isla de las mimosas, por la abundancia de estas flores allí. Presenta un paisaje de marismas salobres, junto con dunas, salinas y bosques de encinas.

Se sabe que ha sido habitada desde tiempos prehistóricos y es un destino turístico muy apreciado por locales y extranjeros. En el año de 2017, esta isla, junto con la Bahía de Bourgneuf y el Pantano Breton, empezó a ser parte de la lista Ramsar.

En el pasado, el trayecto entre la isla y el continente solo podía realizarse en pequeñas embarcaciones. Por eso, se construyó un camino durante el siglo XVII, el Passage du Gois, que luego se convertiría en una carretera con cerca de cuatro kilómetros y medio, como una alternativa más rápida y cómoda.

Sin embargo, a raíz de las inundaciones producto de las mareas y que limitaban el tránsito a solo unas horas al día, se vio la necesidad de levantar un puente en 1971. Dicho puente se conoce desde entonces como el Puente de Noirmoutier.

La edificación cuenta con todas las normas de ingeniería y seguridad, y no es afectada por las mareas. Aun así, tiene un aire de romanticismo y curiosidad que lleva a los visitantes a recorrer esta carretera una y otra vez, como si se tratara de un embrujo inevitable.

El Passage du Gois inundado por la marea alta.

Cómo lidiar con el fenómeno

Las mareas se producen como resultado de la fuerza de atracción gravitatoria que ejercen tanto el sol como la luna sobre nuestro planeta. Este fenómeno natural es el responsable de que la marea ascienda y descienda, es decir, de sumergir y desecar la carretera.

Es por este motivo que el Passage du Gois solo se puede recorrer durante la marea baja, cuando la vía no está bajo el mar. Este fenómeno se presenta dos veces al día, todos los días, y es el momento aprovechado por los visitantes para transitar dicha carretera.

El trayecto es recorrido por lo general a pie, en bicicleta o en automóvil para disfrutar de unos paisajes surrealistas, en donde el que contempla se encuentra en medio del mar. Mientras tanto, otros se dedican a la pesca o la recolección de ostras y almejas.

La seguridad ante todo

A pesar de que la carretera se encuentra señalizada con carteles que advierten de los horarios de marea alta, algunos visitantes no se percatan del hecho. Esto ha llevado a las autoridades a construir estructuras elevadas con forma de torres, en las que se pueden refugiar mientras esperan a ser rescatados o a que baje la marea.

La información respecto a las medidas de seguridad que se deben guardar a la hora de visitar la carretera no solo está en los carteles, sino también en su página web. Allí hay información pormenorizada de horarios, condiciones climáticas y demás datos valiosos.

Cabe señalar que la carretera del Passage du Gois solo es transitable de manera segura 90 minutos antes y después de la marea baja. Esto significa que solo está habilitada durante seis horas cada día.

Corresponsabilidad participativa

La iniciativa popular ha llevado incluso a que sean los mismos residentes quienes se encarguen de cuidarla, participando con mejoras en varios tramos de esta carretera. Esto es debido a que las mareas tienen un poder destructivo sobre este tipo de estructuras.

Adicionalmente, las autoridades correspondientes adelantan permanentemente trabajos de mantenimiento. De manera conjunta, se busca que este lugar, que ya forma parte de la identidad de la región, siga existiendo.

El Passage du Gois en la costa de la isla Noirmoutier.

También cabe anotar que, desafortunadamente, fueron los accidentes sucedidos durante varias versiones del Tour de Francia los que dieron a conocer el Passage du Gois. Este aspecto fue corregido por los organizadores y ya no sucede.

Datos adicionales del Passage du Gois

Es muy importante tener presentes las normas y respetarlas, ya que nadie imagina lo rápido que puede subir la marea. En este caso, si uno se encuentra a mitad de camino, difícilmente alcanzará a llegar a cualquiera de los extremos. En el bello Passage du Gois, el paisaje puede cambiar por completo y de un momento a otro.

Sin dudas, esta carretera constituye el rincón mágico más auténtico y pintoresco de toda Francia. El Passage du Gois es también un lugar en el que se puede respirar tranquilidad y unos ocasos únicos, en los que el sol se funde con el océano Atlántico.

Se trata de un lugar impresionante, que ha formado parte de la memoria de competencias deportivas tan importantes como el Tour de Francia o la carrera de atletismo anual. Sin embargo, también conlleva una historia mágica, en la que se afirma que en este lugar se puede caminar sobre el agua. El Passage du Gois es un paraje que no nos podemos perder.

Compruebe también

Los jardines secretos de Saratoga en Nueva York

Hoy viajamos hasta el condado de Saratoga, en el norte del estado de Nueva York. Este …