Playa Navagio: un hermoso lugar en Grecia

Las islas griegas son uno de los destinos predilectos para quienes quieran emprender un viaje a un lugar paradisíaco. Son muchas, todas ellas hermosas y repletas de playas bañadas por un mar Mediterráneo de aguas cristalinas. De entre todas ellas, la playa Navagio se ha convertido en un popular destino turístico desde los años ochenta.

La Playa Navagio está situada en la costa noroccidental de la isla de Zakynthos, la cual forma parte del archipiélago de las islas jónicas, una región con una alta actividad sísmica. Esta hermosa playa es una cala rodeada por una pared vertical inmensa, lo que la convierte en un lugar donde solo se puede acceder por mar.

Desde luego, este elemento le da un enorme atractivo a la playa, pero no es algo exclusivo, puesto que son muchas las calas en las que no existe acceso por tierra. Entonces, si este no es su mayor atractivo, ¿por qué la playa Navagio es tan famosa? ¡Descubrámoslo!

La playa Navagio, el naufragio del Panagiotis y el supuesto montaje del gobierno griego

La belleza de la inhóspita playa Navagio es indiscutible. El contraste de las aguas cristalinas con la arena blanca, todo ello abrazado por unas paredes verticales enormes, la convierten en un lugar único.

Y aunque la playa es extraordinariamente bella, lo que despierta más interés a sus visitantes es la embarcación Panagiotis. Mejor dicho, su esqueleto, que desde el año 1980 descansa sobre las arenas de playa Navagio.

La historia de este navío está cargada de cierto misterio pues, según se dice, fue utilizado por la mafia italiana para transportar whisky y tabaco de contrabando desde Turquía. En uno de sus viajes, la marina griega, que sospechaba de sus actividades, lo quiso abordar, pero, como se imaginarán, se dieron a la fuga.

Esto dio lugar a una persecución. Sin embargo, esta zona del Mar Jónico es conocida por sus temporales y, con tan mala suerte para el Panagiotis, la fuga se emprendió en mitad de una tormenta. Irremediablemente, el oleaje arrastró el navío hacia la cala, donde encallaría para siempre.

El barco Panagiotis, para muchos implantado por el gobierno griego en esta playa.

¿Es esta historia un montaje del gobierno griego?

Existen sospechas de que esta historia del naufragio fue un montaje del Ministerio de Turismo griego para revitalizar el turismo de la isla. Debemos tener presente que la actividad sísmica en la región es muy intensa y, tras el trágico terremoto del año 1953, la isla quedó destrozada y su población iba en rápido descenso.

La carencia de infraestructuras y el temor por un nuevo movimiento sísmico repelía la llegada de visitantes al lugar. Se dice que, para remediar esto, el ministerio colocó los restos del navío en la playa y se inventó esta historia como un modo de atraer la llegada de los curiosos.

Obviamente, los isleños se sintieron incomodados por la historia, puesto que se relacionaba a la isla con la mafia. Ante ello, muchos de los lugareños se apresuraron a vociferar que, en realidad, esa era una historia inventada por el gobierno.

Esta historia puede despertar algún interés a los visitantes, pero, al fin y al cabo, se queda en un dato curioso. Lo realmente importante es que esa embarcación dota a la playa de un atractivo único, y por ello se ha convertido en parada obligatoria de todo crucero que navegue por las aguas del Jónico.

¿Cómo llegar a la playa Navagio?

La única forma de poder bañarte en las aguas de playa Navagio y visitar y tocar el esqueleto del Panagiotis es subiéndote a una embarcación. Si dispones de un barco privado, podrás gozar a sus anchas de este maravilloso lugar.

No obstante, como este lujo no está al alcance de todos los bolsillos, existen distintas compañías de ferris que trasladan a los pasajeros desde distintos puertos de la isla hasta esta playa. Muchos de ellos, además, les llevan a visitar otros puntos de interés como, por ejemplo las Cuevas Azules o Blue Caves.

Si quieres tener una vista panorámica de todo el entorno, existe la posibilidad de llegar hasta los miradores que hay en lo alto de los acantilados, sobre la playa. Puedes llegar en transporte público aunque, al no existir una parada de autobús en el propio lugar, deberás bajar en la población más cercana y caminar más de 40 minutos.

La playa Navagio vista desde un acantilado.

La forma más cómoda de admirar la playa y los restos del barco desde arriba es yendo en coche. Hay fácil acceso y aparcamiento. Si te gusta la aventura, puedes caminar unos minutos bordeando los acantilados para obtener unas vistas espectaculares de la cala.

¿Quién se perdería un día de playa en Navagio?

Muchas de las fotografías que retratan esta cala y su barco la muestran como un lugar solitario. Sin embargo, como te imaginarás, esto está muy lejos de la realidad.

Teniendo en cuenta que la única forma de llegar es por mar, lo que debería ser un armónico balanceo de las aguas cristalinas sobre la blanca arena se ve interrumpido por enormes embarcaciones que, con sus pasarelas, desembarcan a cientos de visitantes ansiosos por conocer al Panagiotis.

Por otro lado, en la cala no hay ningún tipo de infraestructura, por lo que los barcos se convierten en indispensables durante toda la jornada. Más allá de ello, una vez que plantes la sombrilla, estires las toallas y te pegues el primer chapuzón, el entorno te capturará y, a pesar de todo, desearás morar eternamente en esas arenas blancas haciendo compañía al Panagiotis.

Compruebe también

Los jardines secretos de Saratoga en Nueva York

Hoy viajamos hasta el condado de Saratoga, en el norte del estado de Nueva York. Este …