Qué ver en Rumanía

Rumanía, resulta que este país tiene mucho para ofrecer, desde monumentos, paisajes y hermosas ciudades hasta una gran cultura. Seguramente, habrás escuchado de Transilvania y el castillo de Drácula en este país, pero te sorprenderá saber que Rumanía es mucho más que eso.

Rumanía es un país de Europa lleno de historia. Por esta tierra han pasado varios pueblos, como los romanos, los eslavos, los magiares y los otomanos. En el año 2002 allí fueron encontrados los restos humanos más antiguos hasta ahora vistos.

Déjate sorprender por la simplicidad de la vida rural, sus ciudades y las supersticiones. Así que sin más demora vamos a descubrir qué ver en Rumanía, un país perfecto para escapar de la multitud de viajeros que visitan otros países de Europa. 

 

1. Castillo de Bran

Castillo de Bran

Es posible que no sepas de qué lugar te estamos hablando, ya que este nombre no es muy conocido. Pero si te decimos que hablamos del Castillo del conde Drácula, seguro que sí sabes. Está ubicado cerca de Braşov en Transilvania. Es un monumento nacional y uno de los lugares turísticos más visitados en el país por su antigüedad, por su valor arquitectónico y por su vínculo con este personaje ficticio.

La historia de este castillo es muy curiosa. Se creó en el siglo XIII y fue la Orden Teutónica la que se encargó de su construcción cuando sufrió la derrota en Israel y tuvo que abandonar la Tierra Santa. Recordemos que Transilvania inicialmente no era parte de Rumanía. Fue después de la I Guerra Mundial cuando se anexa el territorio y, por ende, el castillo.

Ahora bien, Bram Stoker era un escritor, aficionado a los castillos, el cual se cree que investigó sobre esta construcción y en ella se inspiró para crear la morada del vampiro. Otros dicen que la historia se inspiró en un personaje real.

Este personaje fue Vlad Tepes, un príncipe de Valaquia que vivió en el siglo XV y que se dice tenía por costumbre ejecutar a sus enemigos por el método del empalamiento. Es por ello que se le conoce como Vlad el Empalador. Pero la verdad es que no hay registros de que esta persona haya vivido en el castillo.

Para ingresar al castillo debes pagar una entrada. Los horarios varían de abril a septiembre y de octubre a marzo. Esta construcción medieval está muy bien conservada y no puedes perdértela.

¿Quieres conocer más sobre la historia y las curiosidades de este castillo? Te recomendamos leer: El castillo de Drácula: la morada del vampiro

2. Castillo de Hunyad

Qué ver en Rumanía | Castillo de Hunyad

Otro lugar que ver en Rumanía es el Castillo de Hunyad. Se encuentra ubicado en la localidad de Hunedoara, razón por la cual también se le conoce como el Castillo de Hunedoara. Es una de las estructuras más bonitas que verás. Su fachada te hace recordar los castillos de los cuentos de hadas.

Fue construido sobre una antigua fortificación romana hacia el año 1315 por el rey Carlos I de Hungría, luego fue donado por el rey Segismundo de Hungría al noble Voyk Hunyadi. Posteriormente, fueron su hijo y su nieto, quienes realizaron las ampliaciones del castillo.

Su construcción es de estilo gótico, pero en los siguientes siglos se le fue agregando elementos de estilo renacentista y barroco. En él veremos siete torres, un jardín y tejados rojos. Puedes acceder a él por diferentes rutas, ya sea en tren, en autobús, en coche, etc., y su entrada es paga, aunque lo vale. Es un castillo de ensueño que ver en Rumanía.

3. Castillo Peleș

Castillo Peleș

Rumanía es un lugar con muchos castillos, así que si te gusta este tipo de lugares, encontraste el destino perfecto. El Castillo Peleș se encuentra ubicado en Sinaia. Su construcción data de 1873 y 1914. Su creador fue el arquitecto Karel Liman. Es uno de los monumentos más importantes de Europa. Debido a que tenía su propia central eléctrica, fue el primer castillo de Europa en tener electricidad y ascensor. Antiguamente fue residencia de verano de los reyes y hoy en día es un museo.

Este es un castillo hermoso, tanto por dentro como por fuera, que ver en Rumanía. Al llegar a él, puedes solicitar una visita guiada, la cual puede incluir un tour básico u otro más amplio. Con el básico podrás visitar todas las estancias, excepto las áreas privadas. Además, cuenta con unos exteriores hermosos en los cuales podrás sacar excelentes fotos de recuerdo.

4. Iglesia Negra

Qué ver en Rumanía | Iglesia Negra

Como su nombre lo indica se trata de una iglesia, pero no cualquier iglesia, sino la principal iglesia de Brașov. Su nombre no siempre fue este, la razón viene por una historia. Originalmente fue fundada como la Catedral de Santa María, pero en el año 1689 la iglesia quedó parcialmente destruida tras un gran incendio causado por las fuerzas invasoras austriacas. Así que desde entonces se le ha conocido como la Iglesia Negra.

Hoy en día es uno de los símbolos de la ciudad. Funciona como museo, aunque cada domingo en ella se da una misa luterana para la comunidad alemana. Esta iglesia puede ser visitada por cualquiera. Entra en la lista de lugares que ver en Rumanía por ser el mayor edificio de culto religioso entre Viena y Estambul. Además, en su interior se encuentra una campana de seis toneladas de peso, un increíble órgano de 4 000 tubos y una rica colección de alfombras de Anatolia.

5. Salina turda

Salina turda

Este lugar no te lo esperas. Se trata de una mina de sal ubicada en la ciudad de Turda, que inicialmente fue explotada sin interrupción desde los años 1075 hasta 1932. En la actualidad es un destino turístico muy popular, siendo visitado desde 1992. En el año 2009 fue renovada. Los visitantes en su interior encontrarán una temperatura constante de entre 10 y 12 °C. Lo más alucinante de este lugar es que pasó de ser una simple mina a un parque de atracciones.

En su interior encontramos un minigolf, una pista de fútbol, mesas de ping-pong, zona de bolos, y más. Es un lugar que ver en Rumanía y que te ofrece un gran centro de ocio a 80 metros de profundidad para que puedas divertirte todo el año sin importar qué.

6. Museo Nacional de Arte de Rumanía

Museo Nacional de Arte de Rumanía

Si estas de viaje por Europa, algo que no te puede faltar es visitar algún museo. Los museos siempre son un sí y un qué ver en Rumanía, y en cualquier destino. Este museo ha sufrido grandes reestructuraciones debido a que sufrió grandes daños durante la Revolución de 1989. ¿Por qué? Porque se encuentra justo en frente a la Plaza de la Revolución.

En su interior veremos que el museo está dividido en dos galerías. La primera es la Galería de Arte Europeo y la segunda es la Galería de Arte Nacional Rumano. Allí encontrarás muchas obras de arte importantes y magníficas colecciones. Si te gustan los museos, esta parada no te la puedes perder. Pero eso sí, para visitarlo todo debes tener tiempo suficiente.

7. Ciudadela de Râșnov

Qué ver en Rumanía | Ciudadela de Râșnov

También conocida como la Fortaleza de Râșnov, se trata de un monumento histórico y un hito en Rumanía. Está situado en Râşnov, en las inmediaciones de Brașov. Fue una fortaleza construida como parte de un sistema de defensa para las aldeas de Transilvania expuestas a invasiones externas. Para su construcción se basaron en la ubicación, ya que esta fue la ruta de los ejércitos invasores que venían del paso Bran y pasaban por Râșnov.

La única posibilidad de supervivencia para los habitantes de la zona era refugiarse dentro del castillo, por lo que muchos se vieron obligados a permanecer allí durante décadas. Así, la gente de Râșnov y las aldeas cercanas convirtieron la fortificación en su lugar de residencia a largo plazo. Actualmente se ha convertido en un lugar que ver en Rumanía, pues dentro de la ciudadela hay un museo que muestra fragmentos de la historia local, los hábitos y las artesanías de la zona. Además, exhibe piezas y armas de los habitantes del pasado.

8. Ateneo Rumano

Ateneo Rumano

Un ícono del país es el Ateneo Rumano. Es una sala de conciertos que se encuentra localizada en el centro de Bucarest. Se ha convertido en un importante monumento,  inaugurado en el año 1888. El Ateneo es la sala de conciertos principal de la ciudad, además de ser la sede de la filarmónica George Enescu y del Festival de Música Internacional Anual George Enescu.

En su interior se encuentran unos 600 asientos dispuestos para todos los que vayan a deleitarse por los conciertos que allí se dan. Para ingresar en él puedes ir cualquier día, excepto los lunes, y los precios de la entrada varían según el concierto.

Si te llegas a esta ciudad, te puede interesar: Qué ver en Bucarest | 10 lugares imprescindibles

9. Museo Satului

Museo Satului

Otro lugar que ver en Rumanía es el Museo Satului, o también conocido como el Museo de la Villa. Ubicado en la ciudad de Bucarest, capital de Rumanía. Fue creado en 1936 por Dimitrie Gusti, Victor Ion Popa y Henri H. Stahl. Es un museo etnográfico al aire libre que muestra diferentes ejemplos de la arquitectura rumana. Tiene aproximadamente 100 mil metros cuadrados para recorrer.

Por ser un museo hay que pagar una entrada y respetar un horario, pero vale la pena visitarlo y recorrer los 272 edificios que tiene para ofrecer. Aquí podrás viajar en el tiempo y conocer cómo vivían a lo largo de los años las diferentes regiones del país. ¡No te lo puedes perder!

10. Parque Herăstrău

Qué ver en Rumanía | Parque Herăstrău

 

Si quieres conocer un lugar al aire libre y lleno de mucho verde, este es el sitio perfecto. Es el lugar con más vegetación de la ciudad. Se encuentra en la capital del país. La zona en la que se construyó el parque nunca fue de gran interés urbanístico debido a que era un área con mucha humedad y lodo. En la actualidad tiene una extensión de 1,1 km². Una de las zonas del parque está disponible al público de manera ininterrumpida. De esta forma, tanto turistas como locales acuden a él sin problema.

Rumanía, te traemos 10 lugares imprescindibles. Resulta que este país tiene mucho para ofrecer, desde monumentos, paisajes y hermosas ciudades hasta una gran cultura. Seguramente, habrás escuchado de Transilvania y el castillo de Drácula en este país, pero te sorprenderá saber que Rumanía es mucho más que eso.

Rumanía es un país de Europa lleno de historia. Por esta tierra han pasado varios pueblos, como los romanos, los eslavos, los magiares y los otomanos. En el año 2002 allí fueron encontrados los restos humanos más antiguos hasta ahora vistos.

Déjate sorprender por la simplicidad de la vida rural, sus ciudades y las supersticiones. Así que sin más demora vamos a descubrir qué ver en Rumanía, un país perfecto para escapar de la multitud de viajeros que visitan otros países de Europa. 

 

1. Castillo de Bran

Castillo de Bran

Es posible que no sepas de qué lugar te estamos hablando, ya que este nombre no es muy conocido. Pero si te decimos que hablamos del Castillo del conde Drácula, seguro que sí sabes. Está ubicado cerca de Braşov en Transilvania. Es un monumento nacional y uno de los lugares turísticos más visitados en el país por su antigüedad, por su valor arquitectónico y por su vínculo con este personaje ficticio.

La historia de este castillo es muy curiosa. Se creó en el siglo XIII y fue la Orden Teutónica la que se encargó de su construcción cuando sufrió la derrota en Israel y tuvo que abandonar la Tierra Santa. Recordemos que Transilvania inicialmente no era parte de Rumanía. Fue después de la I Guerra Mundial cuando se anexa el territorio y, por ende, el castillo.

Ahora bien, Bram Stoker era un escritor, aficionado a los castillos, el cual se cree que investigó sobre esta construcción y en ella se inspiró para crear la morada del vampiro. Otros dicen que la historia se inspiró en un personaje real.

Este personaje fue Vlad Tepes, un príncipe de Valaquia que vivió en el siglo XV y que se dice tenía por costumbre ejecutar a sus enemigos por el método del empalamiento. Es por ello que se le conoce como Vlad el Empalador. Pero la verdad es que no hay registros de que esta persona haya vivido en el castillo.

Para ingresar al castillo debes pagar una entrada. Los horarios varían de abril a septiembre y de octubre a marzo. Esta construcción medieval está muy bien conservada y no puedes perdértela.

2. Castillo de Hunyad

Qué ver en Rumanía | Castillo de Hunyad

Otro lugar que ver en Rumanía es el Castillo de Hunyad. Se encuentra ubicado en la localidad de Hunedoara, razón por la cual también se le conoce como el Castillo de Hunedoara. Es una de las estructuras más bonitas que verás. Su fachada te hace recordar los castillos de los cuentos de hadas.

Fue construido sobre una antigua fortificación romana hacia el año 1315 por el rey Carlos I de Hungría, luego fue donado por el rey Segismundo de Hungría al noble Voyk Hunyadi. Posteriormente, fueron su hijo y su nieto, quienes realizaron las ampliaciones del castillo.

Su construcción es de estilo gótico, pero en los siguientes siglos se le fue agregando elementos de estilo renacentista y barroco. En él veremos siete torres, un jardín y tejados rojos. Puedes acceder a él por diferentes rutas, ya sea en tren, en autobús, en coche, etc., y su entrada es paga, aunque lo vale. Es un castillo de ensueño que ver en Rumanía.

3. Castillo Peleș

Castillo Peleș

Rumanía es un lugar con muchos castillos, así que si te gusta este tipo de lugares, encontraste el destino perfecto. El Castillo Peleș se encuentra ubicado en Sinaia. Su construcción data de 1873 y 1914. Su creador fue el arquitecto Karel Liman. Es uno de los monumentos más importantes de Europa. Debido a que tenía su propia central eléctrica, fue el primer castillo de Europa en tener electricidad y ascensor. Antiguamente fue residencia de verano de los reyes y hoy en día es un museo.

Este es un castillo hermoso, tanto por dentro como por fuera, que ver en Rumanía. Al llegar a él, puedes solicitar una visita guiada, la cual puede incluir un tour básico u otro más amplio. Con el básico podrás visitar todas las estancias, excepto las áreas privadas. Además, cuenta con unos exteriores hermosos en los cuales podrás sacar excelentes fotos de recuerdo.

4. Iglesia Negra

Qué ver en Rumanía | Iglesia Negra

Como su nombre lo indica se trata de una iglesia, pero no cualquier iglesia, sino la principal iglesia de Brașov. Su nombre no siempre fue este, la razón viene por una historia. Originalmente fue fundada como la Catedral de Santa María, pero en el año 1689 la iglesia quedó parcialmente destruida tras un gran incendio causado por las fuerzas invasoras austriacas. Así que desde entonces se le ha conocido como la Iglesia Negra.

Hoy en día es uno de los símbolos de la ciudad. Funciona como museo, aunque cada domingo en ella se da una misa luterana para la comunidad alemana. Esta iglesia puede ser visitada por cualquiera. Entra en la lista de lugares que ver en Rumanía por ser el mayor edificio de culto religioso entre Viena y Estambul. Además, en su interior se encuentra una campana de seis toneladas de peso, un increíble órgano de 4 000 tubos y una rica colección de alfombras de Anatolia.

5. Salina turda

Salina turda

Este lugar no te lo esperas. Se trata de una mina de sal ubicada en la ciudad de Turda, que inicialmente fue explotada sin interrupción desde los años 1075 hasta 1932. En la actualidad es un destino turístico muy popular, siendo visitado desde 1992. En el año 2009 fue renovada. Los visitantes en su interior encontrarán una temperatura constante de entre 10 y 12 °C. Lo más alucinante de este lugar es que pasó de ser una simple mina a un parque de atracciones.

En su interior encontramos un minigolf, una pista de fútbol, mesas de ping-pong, zona de bolos, y más. Es un lugar que ver en Rumanía y que te ofrece un gran centro de ocio a 80 metros de profundidad para que puedas divertirte todo el año sin importar qué.

6. Museo Nacional de Arte de Rumanía

Museo Nacional de Arte de Rumanía

Si estas de viaje por Europa, algo que no te puede faltar es visitar algún museo. Los museos siempre son un sí y un qué ver en Rumanía, y en cualquier destino. Este museo ha sufrido grandes reestructuraciones debido a que sufrió grandes daños durante la Revolución de 1989. ¿Por qué? Porque se encuentra justo en frente a la Plaza de la Revolución.

En su interior veremos que el museo está dividido en dos galerías. La primera es la Galería de Arte Europeo y la segunda es la Galería de Arte Nacional Rumano. Allí encontrarás muchas obras de arte importantes y magníficas colecciones. Si te gustan los museos, esta parada no te la puedes perder. Pero eso sí, para visitarlo todo debes tener tiempo suficiente.

7. Ciudadela de Râșnov

Qué ver en Rumanía | Ciudadela de Râșnov

También conocida como la Fortaleza de Râșnov, se trata de un monumento histórico y un hito en Rumanía. Está situado en Râşnov, en las inmediaciones de Brașov. Fue una fortaleza construida como parte de un sistema de defensa para las aldeas de Transilvania expuestas a invasiones externas. Para su construcción se basaron en la ubicación, ya que esta fue la ruta de los ejércitos invasores que venían del paso Bran y pasaban por Râșnov.

La única posibilidad de supervivencia para los habitantes de la zona era refugiarse dentro del castillo, por lo que muchos se vieron obligados a permanecer allí durante décadas. Así, la gente de Râșnov y las aldeas cercanas convirtieron la fortificación en su lugar de residencia a largo plazo. Actualmente se ha convertido en un lugar que ver en Rumanía, pues dentro de la ciudadela hay un museo que muestra fragmentos de la historia local, los hábitos y las artesanías de la zona. Además, exhibe piezas y armas de los habitantes del pasado.

8. Ateneo Rumano

Ateneo Rumano

Un ícono del país es el Ateneo Rumano. Es una sala de conciertos que se encuentra localizada en el centro de Bucarest. Se ha convertido en un importante monumento,  inaugurado en el año 1888. El Ateneo es la sala de conciertos principal de la ciudad, además de ser la sede de la filarmónica George Enescu y del Festival de Música Internacional Anual George Enescu.

En su interior se encuentran unos 600 asientos dispuestos para todos los que vayan a deleitarse por los conciertos que allí se dan. Para ingresar en él puedes ir cualquier día, excepto los lunes, y los precios de la entrada varían según el concierto.

9. Museo Satului

Museo Satului

Otro lugar que ver en Rumanía es el Museo Satului, o también conocido como el Museo de la Villa. Ubicado en la ciudad de Bucarest, capital de Rumanía. Fue creado en 1936 por Dimitrie Gusti, Victor Ion Popa y Henri H. Stahl. Es un museo etnográfico al aire libre que muestra diferentes ejemplos de la arquitectura rumana. Tiene aproximadamente 100 mil metros cuadrados para recorrer.

Por ser un museo hay que pagar una entrada y respetar un horario, pero vale la pena visitarlo y recorrer los 272 edificios que tiene para ofrecer. Aquí podrás viajar en el tiempo y conocer cómo vivían a lo largo de los años las diferentes regiones del país. ¡No te lo puedes perder!

10. Parque Herăstrău

Qué ver en Rumanía | Parque Herăstrău

Si quieres conocer un lugar al aire libre y lleno de mucho verde, este es el sitio perfecto. Es el lugar con más vegetación de la ciudad. Se encuentra en la capital del país. La zona en la que se construyó el parque nunca fue de gran interés urbanístico debido a que era un área con mucha humedad y lodo. En la actualidad tiene una extensión de 1,1 km². Una de las zonas del parque está disponible al público de manera ininterrumpida. De esta forma, tanto turistas como locales acuden a él sin problema.

Compruebe también

Visita Madagascar en la temporada de lluvias

Viajar a Madagascar es el sueño de todo aventurero. La isla más grande del continente africano …