La original y llamativa historia del golfista con tapabocas

Javi Colomo usaba una mascarilla mientras jugaba golf mucho antes de que algo llamado COVID-19 metiera sus garras en la humanidad. Ahora, mientras todos caminan por la calle usando un tapaboca y se incomodan por la respiración, el golfista solo debe sacar la suya de su maleta de palos. Lo hace con gusto y está acostumbrado a todo lo que acarrea portarla.

Colomo, quien es alérgico al polen, necesitaba una protección para jugar en el césped, especialmente en primavera. Aunque sea un accesorio muy poco común para alguien que practica su disciplina, se adiestró a llevarla hace mucho tiempo.

“En la bolsa de palos siempre llevo una mascarilla”, contó el español al diario El País. “Lleva un filtro para el polen y me la pongo. Aunque para dar el golpe no es muy práctica. Siendo diestro, a la hora de darle a la bola te golpeas con el hombro izquierdo debajo de la barbilla, y aplastas así la mascarilla”.

Seguramente no es lo más cómodo para jugar, pero en su caso no tenía opción. Aprendió a tener variedades, solo para mantenerse jugando el deporte que amó. “Si acaso una finita de tela podría servir, pero entonces no me protegería… Normalmente me la quito para golpear y me la vuelvo a poner entre golpe y golpe”, continuó.

Ahora Colomo es un exgolfista. Tras muchos años viajando a Asia, decidió establecerse con su familia, razón por la que se retiró con 36 años de edad. Ahora busca su viejo tapaboca para salir a la calle, pasear al perro o caminar cerca de su casa, sin embargo, no es por su alergia, sino por la pandemia del coronavirus.

Y como un habitual consumidor de tapabocas, el otrora golfista cree que es un artículo que debe ser más utilizado por las personas. El COVID-19 de debe tomar como un aprendizaje del impacto que puede provocar un virus, algo que se puede controlar con el uso de las mascarillas.

“Cuando jugué mi primera temporada en Asia, en 2012, me sorprendió que todo el mundo la llevaba, en todos sitios. En Tailandia, Japón, Corea, Indonesia… Es algo cultural. Están muy concienciados, por higiene y por solidaridad. Ojalá esto sirva para concienciarnos como sociedad y que, cuando alguien esté resfriado, por ejemplo, se la ponga”.

Compruebe también

El Hubble capturó una nueva y nítida imagen de Júpiter

El telescopio espacial Hubble ha capturado una nueva y nítida imagen de Júpiter, cuando el …