Erice: la vista más hermosa de Sicilia

A 750 metros de altura, en la cumbre del monte Guiliano, se encuentra Erice. Una maravillosa localidad desde la que se tienen las más increíbles vistas de Sicilia…siempre y cuando la niebla lo permita, claro. Pero este pueblo es mucho más que un mirador excepcional, es un rincón difícil de alcanzar, pero lleno de encanto y de historia.

Un lugar envuelto en el misticismo

Tal vez por sus privilegiadas vistas, o quizá porque parece que aquí se toca el cielo mientras se  domina la llanura y la costa, Erice ha sido desde tiempos casi inmemoriales lugar de culto. En la cúspide del monte, hoy ocupada por un castillo, se veneraba a las diosas de la fertilidad, y cuentan las leyendas que Dédalo aterrizó en este lugar.

Vistas-desde-Erice

Un lugar por el que pasaron cartagineses, griegos, romanos, árabes e incluso normandos. Escenario mencionado por Homero y Virgilio en el que los mitos se entremezclan con la realidad pero con una historia maravillosa.

Qué ver en Erice

Todo en este pueblo es increíble, desde sus callejuelas empedradas a su ambiente medieval o sus recias iglesias. Lo primero es perderse por esas calles estrechas, donde los edificios parecen haberse construido sin ningún orden lógico. Es un rasgo típicamente normando que, sin embargo, se pierde al entrar en las casas, con patios al más puro estilo árabe y que en primavera se adornan con flores. Pero hay puntos que merecen una parada un poco más larga.

Castillos de Erice

Castillos-de-Erice

Erice cuenta con dos maravillosos castillos. El de Pepoli es una antigua fortaleza normanda, reconvertida en villa. El de Venere se alza en el mismo lugar donde hace siglos hubo un templo dedicado a Venus. Prácticamente en ruinas, resulta sin embargo hermoso, y desde él se divisa una impresionante panorámica.

 Chiesa Madre

Chiesa-Madre-de-Erice

Así se conoce popularmente a la iglesia de Santa María della Asunta. Un templo con reminiscencias góticas en su fachada. Pero lo más curioso es su campanario, que no está adosado al templo ¿La razón? Originariamente se trató de una torre de vigilancia desde la que se controlaba perfectamente toda la zona. No para vigilar pero sí para disfrutar de las vistas, merece la pena subir a lo alto.

Piazza Umberto

Es el verdadero corazón de Erice. Descansa un rato y tómate tranquilamente un café en una de sus terrazas mientras contemplas el edificio del ayuntamiento y te preparas para visitar el Museo Cordici, otra de las joyas de Erice. En este museo podrás recorrer la historia de este rincón de Sicilia a través de restos arqueológicos, pinturas, manuscritos, etc.

Cómo llegar a Erice

Visitar Erice merece la pena, ya lo has comprobado, y tienes dos maneras de llegar, cada una de ellas con su encanto particular.

Carretera-de-Erice

La primera es a través de una estrecha y sinuosa carretera. 14 kilómetros que, si no estás acostumbrado a conducir por vías con muchas curvas, se te pueden hacer eternos. Eso sí, disfrutarás de unas panorámicas maravillosas. Si no te atreves con el coche, no te preocupes, hay otra vía de acceso más cómoda: un fantástico funicular.

Compruebe también

Las 10 islas más bonitas del mundo, disfruta del paraíso

¿Estás buscando el destino perfecto para pasar tu luna de miel? ¿O simplemente quieres darte …