“Once Upon a Time in Venezuela” se estrenará en el Festival de Cine Venezolano

La terquedad de Karina Gómez, la directora del Festival de Cine Venezolano, se evidencia en una frase: “No hay pandemia ni nada que pare el festival, ni mucho menos con la selección que tenemos”. La decimoquinta edición se celebró en Caracas, ante la precariedad de servicios en Mérida, ciudad sede del encuentro cinematográfico más importante del país. Y ahora, en medio del auge del covid-19, con más de 25.000 casos confirmados en el país, se organiza un festival online y presencial previsto del 10 al 24 de septiembre.

13 largometrajes de ficción, 10 documentales y 13 cortometrajes ofrecerá la edición 16 del festival. La selección aún no se ha revelado; sin embargo, asegura que 70% de las producciones no se ha estrenado en el país.

Algunas se han anunciado por redes sociales como Conejo de Carla Forte, que se estrenó en marzo en el Miami International Film Festival; Los olvidados, de Ricardo Ceballos; Infieles, de Edgar Rocca, y La corte malandra, de Jackson Gutiérrez. También se proyectará La fortaleza, la segunda película de Jorge Thielen Armand, que participará en la categoría de ficción.

En el apartado documental participarán Candy Bar de Alejandra Szeplaki y Once Upon a Time in Venezuela, de Anabel Rodríguez Ríos, que se estrenó en enero en el Festival de Cine de Sundance.  En la categoría cortometraje, la organización anunció que concursará Cincuenta, de Alberto Chumaceiro, sobre el asesinato de Miguel Castillo, la víctima 50 de la represión del régimen de Nicolás Maduro en 2017. También estará El hombre de cartón, de Michael Labarca.

Hasta ahora sólo se ha revelado el jurado de la categoría ficción. Estará integrado por María Cristina Capriles, directora de Escinetv; Maite Galán, coordinadora de la Fundación Villa del Cine; el actor Antonio Delli; el profesor y crítico de cine Luis Bond y el cineasta Rafael Marziano, cuyo largometraje Historias pequeñas obtuvo Mejor Película en la edición pasada.

La modalidad online se desarrollará en la plataforma web de Trasnocho Cultural, que se encargará de la boletería y la proyección de las películas. La programación variará entre tres y cuatro películas por día, con la posibilidad de verla durante 24 horas, tomando en consideración la inestabilidad del servicio eléctrico en todo el país. Karina Gómez señala: “Se trata también de protección de los derechos de autor. Se monta la película, se proyecta y luego se tumba de la plataforma, la cual también impide verla dos veces o que varias personas accedan con la misma clave”.

Los costos serán los siguientes: 3 dólares para las películas de largometraje de ficción, 2 dólares para la categoría documental y 1.5 dólares para los cortometrajes, con la posibilidad de pagar en bolívares y de diversas maneras, como lo permite la página del centro cultural. Indicó que las personas podrán pagar por película o por el festival completo.

En el caso de la modalidad presencial también tendrá una programación que constará de tres o cuatro películas diarias que se proyectarán en las salas del Trasnocho Cultural, la Concha Acústica de Bello Monte, un espacio en el municipio de Chacao aún en negociación y otro por definir. Sin embargo, adelantó que también se encuentra en conversaciones para tener un espacio en Mérida. “Es posible, si la gobernación lo permite. Es para no dejar a la ciudad natural del festival por fuera”, afirmó.

Ante las medidas sanitarias impuestas por la crisis de covid-19, indicó que en la Concha Acústica se puede mantener la distancia al ser un espacio abierto. “En Trasnocho sólo se usará 30% de la sala y el uso del tapabocas será obligatorio”.

“Tenemos todo –comenta Karina Gómez- para que el festival se produzca de la forma más amplia posible, con todas las medidas de bioseguridad. Estamos de acuerdo en que las reglas se cumplirán por completo. También estamos organizados para movernos y reinventarnos dependiendo de las circunstancias. Tenemos previsto varias formas de cumplir con la modalidad presencial. Es un hecho que la cultura nos une y el cine no se para ni se detiene”.

En esta edición regresó elMaratón Cine Átomo, que no se realizó el año pasado. Consta de una competencia audiovisual en tres fechas (31 de julio, 7 de agosto y 11 de septiembre), que consiste en la realización de cortos en plano secuencia de 60 segundos en menos de 48 horas. Hay tres categorías: ficción, documental y animado en las que puede participar cualquier persona mayor de 10 años de edad. La inscripción cuesta 1 dólar y todo el equipo debe aparecer en el inicio del plano con el tapabocas para asegurar que se cumplan las medidas de seguridad.

Cada categoría del Maratón Cine Átomo se premiará con 100 dólares, patrocinados por David & Joseph, según la página web del evento.

La directora del Festival de Cine Venezolano hace énfasis en las 21 organizaciones que apoyan y hacen que el evento sea posible. Entre ellas el Centro Autónomo de Cinematografía Nacional (CNAC), Trasnocho Cultural, Circuito Gran Cine, TRESProducciones, Alcaldía de Baruta, Alcaldía de Chacao y la Universidad de los Andes, entre otras. “Si no fuera por ellos, no estaríamos aquí”, afirma.

Compruebe también

El “martillo” del Capitán América se filtró en redes

Chris Evans, cometió un error que ha hecho estallar las redes sociales y es que, …