Cómo quemar grasa y agrandar tus glúteos teniendo relaciones

Basta de textos que dicen cómo el sexo es un ritual de conexión entre dos cuerpos donde la química, el deseo y la atracción juegan un papel importante… o sea, sí lo es, pero, por si no sabías, puedes sacarle más jugo a esta actividad, ya que trae consigo muchos más beneficios de los que crees. Uno de ellos es que, si lo practicas varias veces a la semana, puede ayudarte a que tengas una retaguardia más poderosa que la de Kim Kardashian (pero natural) y bueno, ¿quién se va a negar a algo así?

Placer y ejercicio al mismo tiempo, gran motivo para olvidarte del gym y decirle a tu pareja que es por una gran causa. Hay posiciones que pueden ayudarte más que otras, además del orgasmo, éstas te ayudarán a que tus glúteos se mantengan firmes y que, además, aumenten de tamaño. Es importante que recuerdes combinar tu nuevo “cardio” con una buena alimentación para mejores resultados. Toma nota, alista la cama, llámalo y pónganse a trabajar. Ambos terminarán felices .

1. Oral de perrito

Esta es una de las posiciones más efectivas para que tu retaguardia se mantenga en forma y, lo mejor de todo, es que no es para nada complicada… o eso es lo que cuentan. Primero, tienes que colocarte de pie e inclinarte, de manera que parezca que estás de “perrito”, la diferencia es que aquí no vas a doblar tus rodillas. Después, él debe colocarse detrás de ti y, de rodillas, tendrá que hacerte un oral. ¡Qué sacrificio!

Cómo quemar grasa y agrandar tus glúteos teniendo relaciones

2. Vaquera a la inversa

La posición que te dice: mientras más muevas tu trasero, mucho mejor. Él debe colocarse boca arriba y tú debes montarte de espaldas: eres quien llevará el control y mientras más aceleres el ritmo, más trabajarás… tus músculos. Es importante que tus cuclillas se encuentren en la misma posición para que obtengas más resultados.

3. El 69 invertido

Como dato curioso, ésta es una de las posiciones más adoradas por los chicos, debido a que permite una penetración profunda. Tú debes colocarte boca abajo con tus pompis elevadas y él también debe colocarse boca abajo pero del lado contrario, de manera que tus piernas queden en su cabeza. Esto hará que tu trasero se apriete en el momento en el que hagas fuerza y también en el que se introduzca el miembro. Beneficio: estarás completamente satisfecha por la fricción que habrá en tu clítoris. No sé, piénsalo 😏.

Compruebe también

Conoce los mitos y verdades sobre el sexo oral

Conoce los mitos y verdades sobre el sexo oral, pero antes de entrar en materia, deberías …