Escritor peruano se retira de premio Rómulo Gallegos para evitar recibirlo de Maduro

El Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos tiene un desertor: el escritor peruano Gustavo Faverón Patriau, quien concursaba con su novela Vivir abajo, publicada el año pasado por la editorial española Candaya.

“No me veo recibiendo un premio del gobierno de Nicolás Maduro, que tantas sombras ha echado sobre una nación que no se merece ninguna: ni las que llegaron con el chavismo ni las muchas anteriores”, expresó el autor en una publicación en su cuenta de Facebook.

Faverón Patriau, autor de, entre otros, la novela El anticuario y el libro de historia Rebeldes, explicó que aceptó participar por el recuerdo romántico de quienes considera sus héroes literarios y que recibieron el premio cuando estaba en su mejor época, como Roberto Bolaño, Mario Vargas Llosa o Gabriel García Márquez.

“Pero las circunstancias son muy distintas hoy. No tengo ningún juicio que emitir sobre los escritores que continúen postulando al premio; creo que la suya es una aspiración legítima”, agregó.

El novelista, por último, expresó su deseo de que la situación de Venezuela mejore y que “la literatura hispanoamericana vuelva a encontrar en el Rómulo Gallegos el espacio de celebración, descubrimiento y reconocimiento que tuvo en él durante décadas”.


Vivir abajo, la novela que retiró el escritor peruano, ha recibido elogios por parte de la crítica.

En un artículo publicado en Babelia, suplemento cultural del diario El País de España, el escritor y crítico literario español Carlos Zanón consideró que Vivir abajo es una obra maestra. “Vivir abajo es una barbaridad en cuanto talento, imaginación, oficio y respeto a la narración como una matrioshka infinita: todo está en todo, todos los agujeros están conectados bajo tierra como una inmensa topera”, opinó.

La entrega del Premio Rómulo Gallegos fue pospuesta del 2 de agosto, fecha del nacimiento del autor de Doña Bárbara, para noviembre debido, según las autoridades del Celarg, al empeoramiento de la pandemia en el país.

El jurado lo integran la venezolana Laura Antillano, el argentino Vicente Battista y el colombiano Pablo Montoya, ganador, en 2015, de la última edición del galardón con su novela Tríptico de la infamia.


El premio consiste en la entrega de un diploma y 80.000 euros, los cuales, de acuerdo con el presidente del Celarg, Roberto Hernández Montoya, provienen del presupuesto de la nación.

Notiespartano/El Nacional

Compruebe también

DW:Misiones médicas cubanas, una forma de esclavitud

“Nuestro objetivo no es desmantelar las misiones médicas de Cuba, sino frenar la esclavitud”, asegura …