El Bosque Teutónico y sus peculiares formaciones rocosas

El Bosque Teutónico y sus peculiares formaciones rocosas

Situado al norte de Alemania, entre la Baja Sajonia y Renania del Norte, el Bosque Teutónico es un lugar ideal para los amantes de la naturaleza, del senderismo y también de los misterios. Poco conocido fuera de las fronteras germanas, este lugar es, sin embargo, un lugar perfecto para olvidarse de todo ¿Te apetece conocerlo?

Si hay una imagen que identifica este lugar mejor que cualquier otra son unas inmensas columnas rocosas, tan altas como estrechas, que despuntan en el bosque. Se las conoce como Externsteine.

Bosque Teutónico

Rozan los 40 metros de altura y hay quien cree que ya en la Antigüedad era lugar sagrado en el que se veneraba a los dioses germánicos, aunque realmente no se han encontrado pruebas que lo corroboren. Lo que sí es cierto es que en estas moles pétreas hay excavadas cámaras y tallados unos escalones cuya finalidad es aún un misterio para los investigadores.

Pero sin duda, lo que más miradas ha atraído es el llamado “Observatorio”, una oquedad circular situada en lo alto de una de las rocas. Desde ella se puede contemplar el bosque, pero lo realmente interesante es que durante la mañana del solsticio de verano los rayos de sol que por ella entran iluminan un pequeño altar. Unos monjes cristianos hicieron en este lugar una capilla hace siglos, pero al parecer el hueco ya existía mucho antes.

Bosque Teutónico

Otro de los puntos interesantes es el relieve que hay en la base de una de las rocas. Se trata de la representación de Cristo cuando lo bajan de la cruz, un magnífico relieve románico tallado alrededor del año 1150.

Pero este maravilloso e inmenso bosque ofrece mucho más. Es tan amplio que, de hecho, su extensión se reparte entre dos parques naturales. Y todo está en él perfectamente organizado para que los visitantes lo disfruten de mil maneras diferentes.

BosqeuTEutónico

Para recorrerlo en coche lo mejor es seguir una ruta llamada Osning Route. Tiene casi 190 kilómetros y está perfectamente indicada en las carreteras de la zona. Es ideal para detenerse y conocer los rincones más bellos o de más interés del bosque.

¿Eres deportista? Entonces puedes recorrer el Bosque Teutónico a pie. Eso sí, necesitarás tiempo, la ruta más transitada es la Hermannsweg, una ruta senderista de 200 kilómetros que no te defraudará.

Bosque Teutónico

Y si lo tuyo es la bicicleta, no debes preocuparte, es otra magnífica alternativa para descubrir este tesoro natural. El bosque está surcado por infinidad de caminos e incluso existen lugares específicos para practicar con las dos ruedas.

Compruebe también

Los 9 mejores puentes de Estados Unidos

Estados Unidos es un país lleno de maravillas arquitectónicas, y sus puentes son muestra de …