5 desventajas en la intimidad de tener un pene grande

Aunque se cree que un pene grande es mejor, la realidad es que podría tener algunas desventajas sexuales.

Una de las creencias en la sexualidad más arraigadas es que un hombre con pene grande automáticamente puede satisfacer a su pareja, pues el tamaño supuestamente permite que las sensaciones sean más intensas. No obstante, eso no es del todo cierto y de hecho, existen algunas desventajas de estar bien dotado.

«Tenerla grande» es el sueño de muchos, pero no es tan positivo como se cree y se ha detectado que en la intimidad puede llegar a causar algunas complicaciones y hasta molestias en la pareja.

Conoce las desventajas de tener un pene grande y cómo puedes mejorarlas al estar en un encuentro sexual.

Desventajas de un pene grande

Aunque la creencia popular arma que un pene grande garantiza más placer sexual porque permite que ella sienta más, la realidad es que el sexo no es mejor y de hecho, puede acarrear algunas dificultades, tales como:

1. Dificultades en la erección
Mantener la erección puede ser un problema cuando el miembro tiene un tamaño muy grande, incluso puede causar molestias en el hombre debido al peso. De hecho, Adrián Sapetti, presidente de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana (SASH), indica que el tamaño también influye en la
disfunción eréctil debido a complicaciones con el flujo sanguíneo en la zona.

2. Dolor y desgarros
La penetración con un pene grande puede ser incómoda para la mujer pues, aunque la vagina es flexible, los movimientos bruscos pueden ser dolorosos y hasta causar desgarros en las paredes vaginales. Es ideal usar
suficiente lubricante para evitar estas molestias.

«Los penes de tamaño más grande de lo normal tocan el cuello del útero de las mujeres y el dolor puede ser fuerte», señala el especialista.

3. Mayor riesgo de condones rotos
Los hombres con un pene grande no pueden usar el clásico condón estándar, pues no les queda bien, incluso les puede llegar solo a la mitad, es
incómodo y puede romperse con mayor facilidad debido a la presión extra. Será necesario buscar aquellos de talla más grande para sentirse más seguros durante las relaciones sexuales, aunque no son tan fáciles de conseguir.

4. El sexo oral es incómodo
Cuando llega el momento de hacer sexo oral, un pene muy grande y grueso es una desventaja, pues resulta incómodo para quien lo hace debido a que la cavidad de la boca no es suficiente para estimular, además de que es más
cansado y resultará en sesiones orales más cortas de lo que se espera.

5. Extra lubricante
Un artículo publicado en Revolución 3.0 señala que un pene grande requiere de más cantidades de lubricantes para lograr una penetración ideal sin que irrite la zona íntima de la mujer o la zona anal en caso de tener relaciones homosexuales. No se puede olvidar usar lubricantes que sean compatibles con el condón y si continúan las molestias, se puede optar por posiciones sexuales donde no haya una penetración tan profunda.

¿Cuál es el tamaño del pene ideal?

Un estudio, publicado en el British Journal of Urology International, sugiere que, si bien la mayoría de las mujeres (cerca del 85%) se sentían satisfechas con la proporción y el tamaño del pene de su pareja, los hombres se sentían menos seguros de sí mismos.

Aunque un 45% de hombres considera que tiene un pene pequeño, «solo los hombres con un pene ácido con una longitud de menos de 4 centímetros o un pene extendido o erecto con una longitud de menos de 7.5 centímetros deben considerarse candidatos para el alargamiento del pene», señala un estudio del Journal of Urology.



De acuerdo a Medical News Today, en todos los estudios, la longitud promedio del pene cuando está ácido oscila entre 7 y 10 centímetros. El promedio de circunferencia o contorno en ese mismo estado oscila entre 9
y 10 centímetros, mientras que la longitud cuando está erecto oscila, en promedio, entre 12 y 16 centímetros.

¿Sigues creyendo que un pene grande es mejor?

Compruebe también

¿Sirve el aceite de coco como lubricante?

Las personas cada vez más tratan de alejarse de los químicos, en su comida, cosméticos, …