Crece la presión sobre rey de España por escándalo de corrupción

MADRID, 20 jul (Reuters) – El rey Felipe VI de España fue recibido por cientos de manifestantes durante una visita a Cataluña el lunes, en momentos en que aumenta la presión en Madrid para que responda a las acusaciones de corrupción en torno a su padre, el rey emérito Juan Carlos.

Mientras los manifestantes se enfrentaban con la policía y gritaban «No tenemos un rey» a medida que Felipe y la reina Letizia visitaban un monasterio cerca de Tarragona, ministros exigían acciones en medio de pedidos de una investigación parlamentaria.

En junio, el Tribunal Supremo de España abrió una investigación sobre la participación de Juan Carlos en un contrato de un tren de alta velocidad en Arabia Saudita, después de que el periódico suizo La Tribune informara que había recibido 100 millones de dólares del fallecido rey saudí.

A través de su abogado, Juan Carlos, de 82 años, se ha negado reiteradamente a hacer comentarios sobre las acusaciones.

El diario agregó que Juan Carlos luego le dio 65 millones de dólares a Corinna zu Sayn-Wittgenstein, una empresaria con quien tuvo una relación que lo llevó a abdicar en 2014. Los representantes de la mujer dijeron que ella no hizo nada malo.

Juan Carlos fue popular por su papel en la transición del país a la democracia a fines de la década de 1970, antes de que varios escándalos erosionaran su aprobación pública y lo forzaran a ceder el trono a su hijo.

Esta vez, el foco está puesto en el tema del contrato ferroviario.

«Queremos una investigación bastante intensa sobre las actividades del ciudadano Juan Carlos de Borbón», dijo a periodistas el lunes el ministro de Consumo, Alberto Garzón, del partido Izquierda Unida, en referencia al exrey.

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

Bruselas propone nuevo pacto migratorio que impulsará los retornos

«Hoy proponemos una solución europea para restablecer la confianza entre los Estados miembros» y para …