Conoce los beneficios que tiene la cavitación

La cavitación es una técnica de lipoescultura no agresiva, que no requiere intervención quirúrgica, ni anestesia o internación. Es ideal para aquellas personas que desean moldear su figura. ¿En qué consiste? ¡Descúbrelo!.

La cavitación es un tratamiento estético que sigue llamando la atención, sobre todo del público femenino. En particular, se considera una alternativa a la liposucción. Sin embargo, no es un procedimiento para disminuir de peso, sino para moldear la figura. ¿En qué consiste?

Estas sesiones no invasivas emplean herramientas que permiten reducir la grasa localizada y la celulitis. Su costo es más accesible con respecto a la liposucción quirúrgica y, además, la persona puede retomar sus actividades habituales sin problema. A continuación, te contamos más al respecto.

Mecanismo de acción de la cavitación

La cavitación es un fenómeno mecánico generado por una alta intensidad y baja frecuencia energética. Estas ondas atraviesan los tejidos biológicos y generan cavidades o «microburbujas», las cuales crecen hasta alcanzar un tamaño que las lleva a implosionar.

Esto, además de producir el estallido de la célula, conlleva también a la rotura de las grandes moléculas que la forman, es decir, las grasas que se encuentran contenidas en los adipocitos en forma de triglicéridos. Los mismos se fraccionan en ácidos grasos y glicerol, por la acción de las enzimas lipasas.

Un estudio publicado en Aesthetic Surgery Journal concluye que los productos resultantes de la destrucción de estos adipocitos se absorben y se eliminan por vías fisiológicas, por lo que no existe el riesgo de embolias.

Mecanismo de acción de la cavitación

Usos de la cavitación

En la actualidad, el uso de esta técnica no solo es con fines estéticos, sino también médicos. El tiempo que se destina a cada zona de trabajo es de 10 a 15 minutos y se realiza solo un área por sesión (glúteos, abdomen, zona interna o externa de la pierna). Este tratamiento está indicado para lo siguiente:

  • Reducción de la grasa localizada.
  • Disminución de la celulitis.
  • Reabsorción de edemas (aquellos que sean de alto contenido proteico).
  • Desorganización de hematomas.
  • Disminución de fibrosis en cicatrices hipertróficas y zonas fibróticas.

¿Qué beneficios tiene la cavitación?

La cavitación, además de ser una técnica que ayuda a nivel estético, se acompaña de muchos otros beneficios que están vinculados a la salud. Es un procedimiento no invasivo, que no genera dolor,el cual brinda resultados interesantes cuando se acompaña con una buena alimentación y ejercicio físico.

  • Es un tratamiento tanto para hombres como para mujeres.
  • Esta destinado a todo tipo de piel.
  • Es una de las opciones más atractivas para quienes desean moldear su figura. Ofrece ventajas con respecto a la liporeducción quirúrgica, que es más complicada, más costosa y conlleva más riesgos y cuidados postquirúrgicos.
  • La piel se torna más elástica, por lo que este tratamiento es una buena alternativa en casos de abdominoplastía.
  • Potencia los resultados de una liposucción, al ayudar a tensar la piel de forma natural.

¿Cómo se realiza el procedimiento?

La cavitación se realiza en zonas corporales de 10 x 10 centímetros, y no se recomienda tratar más de dos zonas de esta medida en cada sesión. Al no producir inflamación o edema local, la reducción del volumen puede medirse luego de la sesión, aunque será máxima en 48 o 72 horas.

En estudios clinicos publicados en Lasers in Surgery and Medicine se observó que el perímetro abdominal se redujo de 1,3 a 2,5 centímetros en tan solo una sesión; y con 3 sesiones se redujo de 2,3 a 3,5 centímetros.

Es normal que la piel de la zona tratada se vea eritematosa y, en ocasiones, con pequeñas vesículas. Esto se resuelve de manera espontánea en minutos. Al terminar el procedimiento, el paciente se retira del consultorio con una faja o prenda compresiva para favorecer el modelado de la zona.

¿Cuántas sesiones se requieren?

Como todo tratamiento liporeductor, la cavitación requiere de una cantidad mínima de 8 sesiones. A medida que transcurre el tratamiento, se deben seguir los cuidados que el médico indique. Las sesiones se realizan con un intervalo de 15 días.

Contraindicaciones de la cavitación

La cavitación es un tratamiento al cual puede someterse casi cualquier tipo de persona, al contrario de determinadas intervenciones médicas que están contraindicadas para problemas de salud específicos. El tratamiento no está indicado en las siguientes situaciones:

  • Dislipemias.
  • Marcapasos o prótesis metálicas subyacentes.
  • Alergias en la piel, infecciones o heridas activas.
  • Embarazo.
  • Abdomen infraumbilical en pacientes portadoras de DIU.

En aquellas zonas donde hay hueso, cerca de la espina ilíaca anterosuperior, se debe evitar para no provocar la reflexión de las ondas o un futuro daño cutáneo. Un estudio publicado en Seminars in Cutaneous Medicine and Surgery así lo indica.

En aquellas zonas donde hay hueso, cerca de la espina ilíaca anterosuperior, se debe evitar para no provocar la reflexión de las ondas o un futuro daño cutáneo. Un estudio publicado en Seminars in Cutaneous Medicine and Surgery así lo indica.

Recomendaciones posteriores a la sesión

Luego de un procedimiento lipolítico se recomienda al menos 30 minutos de actividad física (caminar, cinta, bicicleta, plataforma vibratoria, etcétera) para aumentar la efectividad del tratamiento.

Esto contribuye a acelerar el metabolismo de los triglicéridos liberados, y consigue impedir su recaptación por adipocitos sanos para volver a incorporarlos en el tejido graso.

Se recomienda una dieta baja en grasas durante los días posteriores al tratamiento, y la ingesta de abundante líquido. Esto será determinante para evitar que se vuelva a presentar una acumulación indeseada de grasa luego del procedimiento.

La importancia del personal idóneo

Debido a la intensidad de los resultados que el tratamiento puede provocar, es importante que se realice con personal preparado y autorizado para ello. La cavitación no la puede realizar cualquier persona, sino alguien que sea especializado en el procedimiento.

Es el médico quien establece si la persona se encuentra en condiciones para realizar el tratamiento, ya que debe encontrarse sana, debido a que la eliminación de las células adiposas es a través de el hígado.

Compruebe también

Cómo hacer colágeno natural con aceite de coco

Aunque no exista una edad fija para la aparición de signos de la edad, tales …