La pederastia, el otro «brote» que se mueve con sigilo en el Zulia

Gerardo Oliveros dejó de contar a sus víctimas cuando superó el centenar. El llamado «Monstruo del Barrio Bolívar» confesó haber abusado sexualmente de más de 100 niños en el  Zulia y ha destapado con ello un «brote» de pederastia en esta región fronteriza con Colombia.

A mediados de junio, el hombre de 50 años estaba con 10 niños cuando fue sorprendido por las autoridades en una granja de  Maracaibo,  que había sido el lugar de sus fechorías. Las víctimas fueron tantas que los vecinos habían denunciado la sospechosa entrada y salida de menores.

Es hoy el mayor pederasta que se haya conocido en Venezuela pero no es el único. Su caso ha puesto los reflectores sobre casi una decena de adultos que viven en Zulia y que han sido detenidos en las últimas semanas por cometer abusos sexuales y actos lascivos contra niños y niñas.

Esta saga encierra amenazas y manipulación, una dosis que Oliveros aplicó con saña hacia sus víctimas, todos varones, 13 de los cuales ya contaron a las autoridades cómo los enamoraba o cómo los asustaba con aplicarles brujería.

Notiespartano/Panorama

Compruebe también

Imputadas 77 personas por violar la cuarentena en Caracas

Tarek William Saab, fiscal general del régimen, informó este miércoles que en lo que va …