Desde el BID, Chinchilla buscará ayudar a recuperación post pandemia de Latinoamérica

Por Álvaro Murillo

SAN JOSÉ, 10 jul (Reuters) – La expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla, quien impulsa su candidatura para presidir el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) durante los próximos cinco años, planteó financiar la recuperación de América Latina y el Caribe, cuya economía se hundiría más del 9% por la pandemia del coronavirus.

Además, la exmandataria aseguró en una entrevista con Reuters esta semana, que el banco, con un capital de más de 100,000 millones de dólares, debe reestructurarse para volverse «más eficiente y transparente».

«Parte del drama que vamos a tener para salir de esta crisis es la dificultad de acceder a liquidez para financiar las enormes tareas que se vienen y por eso el banco va a adquirir más protagonismo», dijo Chinchilla el miércoles en una entrevista telefónica.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que el Producto Interno Bruto (PIB) de Latinoamérica y el Caribe se desplomará un 9.4% en 2020, casi el doble de la estimación para la contracción del PIB global.

«Para el período post pandemia todas las organizaciones (…) multilaterales están obligadas a generar cambios», agregó. «Los funcionarios del BID tienen que salir mucho más a trabajar en el campo. Hay que aplanar la curva burocrática que está en Washington, hay que preocuparse no sólo por diseñar los proyectos sino por la mejor ejecución posible».

El BID, la institución financiera de desarrollo regional más grande, tiene su sede en Washington, Estados Unidos.

CANDIDATURA DE EEUU

Chinchilla, la primera mujer que presidió Costa Rica entre 2010-2014, compite contra el argentino Gustavo Béliz y el abogado estadounidense Mauricio Claver-Carone, la ficha de Donald Trump para sustituir al colombiano Luis Alberto Moreno.

La candidatura de Claver-Carone rompió con 60 años de historia del organismo, que sólo ha tenido a latinoamericanos como sus máximos responsables.

Aunque recién en agosto cierran las postulaciones para la elección programada para septiembre, Claver-Carone, asesor especial de Trump y director para Asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional, asegura tener garantizado el apoyo de más de 15 gobiernos, incluido Brasil.

Para ser elegido presidente del BID, el candidato debe recabar los votos de la mayoría absoluta de los 28 países miembros así como del poder de sufragio del banco, liderado por Estados Unidos (no prestatario), Argentina, Brasil y México.

Chinchilla, dedicada ahora a consultorías internacionales y tareas en organizaciones como el Club de Madrid y el Comité Olímpico Internacional (COI), aseguró que es necesario defender el trabajo del BID y, al mismo tiempo, impulsar reformas.

«Esto habla de la necesidad de reestructurar la institución para hacerla más eficiente y transparente. El banco debe ser no sólo una institución crediticia, sino añadir mucho valor agregado a los créditos que aporta mediante la cooperación técnica», dijo la politóloga de 61 años.

Chinchilla aseguró que los gobiernos están cautelosos en expresar sus apoyos y algunos han pedido discreción sobre la decisión que deberán manifestar en septiembre. «Algunos gobiernos dan la bienvenida a los candidatos, pero no expresan el voto», sostuvo.

(Editado por Diego Oré)

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEG691EK-BASEIMAGE

Compruebe también

Cubanos manifiestan fuera del Ministerio de Cultura en una rara muestra de disenso

Cubanos se reunieron en el exterior del Ministerio de Cultura de Cuba para respuestas sobre la huelga de hambre de un grupo de artistas