Viajeros de EEUU, México, Sudamérica y Rusia no podrán ir a Europa

BRUSELAS, 24 jun (Reuters) – La Unión Europea (UE) espera reabrir las fronteras a los visitantes de fuera del bloque en julio, pero revisará cada quince días la situación del COVID-19 en cada país, según los diplomáticos y un documento que establece unos criterios que podrían dejar fuera a viajeros de EEUU, México, Sudamérica y Rusia.

El bloque de 27 naciones está ansioso por reactivar el turismo, un sector que ha recibido un golpe brutal durante la pandemia de coronavirus, pero los temores de un rebrote sólo han permitido hasta ahora una reapertura parcial y desigual de las fronteras, con múltiples restricciones sanitarias y de seguridad.

Un borrador de recomendaciones al que tuvo acceso Reuters del país que actualmente tiene la presidencia de turno de la UE, Croacia, sugiere que se permita la entrada de nacionales no pertenecientes a la Unión Europea procedentes de países con infecciones estables o en disminución, y de aquellos con una «situación epidemiológica comparable o mejor» que la de Europa.

Ese criterio epidemiológico se define como entre 16 y 20 nuevos casos de infección notificados durante 14 días por cada 100.000 personas.

También se evaluará a los viajeros de países por registros sobre pruebas, localización de contactos y tratamiento, fiabilidad de los datos y acuerdos recíprocos de viaje para los residentes de la UE, según el documento, que será debatido por los enviados en Bruselas el miércoles.

En base a la última actualización del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) del bloque, la metodología propuesta podría descartar a los viajeros de Estados Unidos y México, la mayor parte de Sudamérica, Sudáfrica, Rusia, Irán, Arabia Saudita y Afganistán, entre otros. 

Estados Unidos, cuyo presidente Donald Trump bloqueó a los visitantes europeos al comienzo de la crisis, presenta, de largo, el mayor número de muertes y casos en el mundo.

Sin embargo, los diplomáticos de la Unión Europea subrayaron que los criterios de viaje todavía podrían cambiar y que las recomendaciones no serán vinculantes.

«Parece que hay muchas ilusiones en estas recomendaciones. También están causando mucha controversia. El 1 de julio puede ser un paso en falso y muchos países pueden seguir su propio camino en cualquier caso», dijo un diplomático sobre la propuesta de la Comisión Europea.

La propuesta, cuyo objetivo es promover un enfoque coordinado, cubriría la zona europea de fronteras abiertas Schengen, que reúne a la mayoría de los estados de la UE, así como Islandia, Noruega, Suiza y Liechtenstein.

El espacio Schengen es un importante logro de la integración europea posterior a la Segunda Guerra Mundial que ha sufrido un gran revés en los últimos meses, ya que los países volvieron a establecer controles fronterizos para contener el virus.

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

Armenia y Azerbaiyán acordaron distender el conflicto de Nagorno-Karabaj

Armenia y Azerbaiyán acordaron el viernes medidas urgentes para resolver el conflicto en Nagorno-Karabaj,