La división de AD, por Manuel Avila

El Partido del Pueblo AD tenía rato que no veía el fantasma de las divisiones desde que Prieto Figueroa lo partió con el MEP en sus ambiciones electorales y los intentos del indio Paz Galarraga por generar la gran división de AD. Pero Henry Ramos como que sabía algo de lo que tramaba el régimen contra AD cuando en el 78º Aniversario dijo «A este partido no lo va a acabar nadie». Y más adelante dijo «AD no se va a morir. A este partido no lo va a acabar nadie para enfatizar la resiliencia y resistencia del partido fundado el 13 de septiembre de 1941». Y señaló más adelante «Pasan los dirigentes, se murieron los fundadores, se murieron los de la generación intermedia. Hubo divisiones del MIR, del MEP y el partido logró reconstituirse. Pueden descabezar al Secretario General, a la Presidenta, al Secretario de Organización. Pueden descabezar a toda la dirección  nacional, a toda la dirección en los estados ¡Y vuelven a retoñar los adecos!

El 9 de julio de 1960 se produce la primera división de AD al constituirse en Caracas una convención entre el 8 y 10 de julio de 1960 capitaneada por el dirigente nacional, doctor Domingo Alberto Rangel. Luego en 1967 por las pugnas internas por la elección del Presidente del partido y junto a Jesús Ángel Paz Galarraga dividen a AD y forman el MEP (Movimiento Electoral del Pueblo) y considerada por los expertos como la más trascendental división de AD.

Ahora en junio 14 se produce la cuarta división de AD cuando desde adentro del partido el Secretario de Organización Bernabé Gutiérrez, «El Piaroa» orquesta una división por la incorporación de su hermano como miembro del equipo rectoral del CNE y por la tesis que AD debe participar en las elecciones parlamentarias de diciembre. Venía cocinando «El Piaroa» esta insubordinación y alzamiento desde hace rato en conversaciones con la gente del PSUV y esta semana explotó la jugada que había dibujado Bernabé hace un buen rato en sus excelentes relaciones con el poder nacional. Al Piaroa le permitieron en AD crear una organización llamada MAELECAD que se encarga de la maquinaria electoral del partido del pueblo y ese fue uno de los errores capitales del avispado Henry Ramos que se dejó meter ese strike en sus propias narices. Así fue tomando el poder en las regiones El Piaroa hasta el punto de ser el samurai que descabezaba dirigentes con el poder supremo de su organización.

Así vino meses atrás a Margarita a descabezar a Blanca Gutiérrez, Secretaria Femenina Regional solo por no comulgar en las ideas con el Gobernador Alfredo Díaz y se fue contra la decisión de Aixa López, la Secretaria Femenina Nacional que tenía a Blanquita como una de las estrellas de su equipo a nivel nacional. Pero como Bernabé todo lo podía en AD el partido en Nueva Esparta celebró en Margarita que le cortaran la cabeza a una pieza importante del partido del pueblo. Nadie dijo nada y todos obedecieron el mandato del Piaroa. Hubo celebraciones con champagne y escocés y muchas risas y palmadas, pues no sabían que venía una jugada perversa de ajusticiar al partido del pueblo. Ahí estaba naciendo con el MAELECAD un poder dentro de otro poder y no fue capaz Henry Ramos de frenar a su Secretario de Organización que llegaba a las regiones con ínfulas de super poderoso verdugo que con el poder del partido hacía y deshacía para lucirse ante las direcciones regionales del partido.

Pero la jugada aliñada por el PSUV y el Secretario de Organización, Bernabé Gutiérrez fue cocinada en salsa blanca y roja hace un buen rato para cuando llegara el momento de montar a los rectores y para esa jugada tenía El Piaroa guardada bajo la manga la figura de su hermano que es funcionario del CNE. Contrario a la posición de la Dirección Nacional de no participar en las elecciones parlamentarias de diciembre 2020. Por eso El Piaroa escribió en su twitter «En estos momentos de tempestad, quiero decirle a Venezuela que en el partido del pueblo unos quieren participar y otros no en un proceso electoral. Propongo un Referéndum para que el adeco sea quien decida . La decisión de AD no puede depender de factores extraños». Ahí retó al Secretario General del partido Henry Ramos a medirse sobre la posición de AD, pues ya El Piaroa estaba comprometido con el gobierno a participar en las elecciones parlamentarias a cambio de la entrada de su hermano como Rector del CNE y se dice que con otros condimentos.

Esa jugada cantada la había vociferado Bernabé Gutiérrez en su visita a Margarita donde le pusieron hasta una alfombra roja y blanca para que se desplazara con sus legionarios y legionarias en busca de la división de AD. Es que esta ruptura de AD se veía venir en base al modelo que dejó a Copei en su división que lo condenó a un partido de museo. Por eso una vez ocurrida «La traición del Piaroa» apareció la jugada jurídica con una decisión del CNE con su Presidenta Indira Alfonso que este domingo 14-06-2020 se reunió con el Presidente del TSJ para solicitar el nombramiento de una junta ad-hoic para la organización con fines políticos AD y el tribunal dará respuesta en 15 días y que tendrá como Presidente a Fedérico Ramírez León, Vicepresidente, Juan Rubín, Segundo Vicepresidente, Johan Rodríguez Perozo, Secretario General, Negal Morales y Secretario de Organización José Bernabé Gutiérrez. Esa jugada cocinada hace meses muestra la cara de la AD moribunda que se dejó meter el strike por su mismo Secretario de Organización, Bernabé Gutiérrez, el mismo que venía a Margarita como un Dios y atendido a cuerpo de rey por los que se decían amigos de Henry Ramos.

Ahora con AD convertida en un museo de cera no quedan dudas que se abren las compuertas del análisis político, pues es evidente que en los dos bandos se anotarán los que están con el AD legítimo, pero sin siglas que decidió hace rato no participar en elecciones parlamentarias de diciembre 2020 y los del otro bando que se irán con el partido de las siglas en manos del Piaroa y que quiere ir a elecciones por su compromiso con el gobierno. Esa cuarta división de AD es planteada por otro indio que siguiendo los pasos de Jesús Ángel Paz Galarraga le dio una cornada mortal al partido de mayor fuerza en el país.

Con esta jugada casi perfecta el PSUV y los ideólogos del proceso no solo meten los 5 rectores en el CNE, sino que le dan carambola a AD al imponer a troche y moche al hermano del Piaroa por encima de la decisión del partido del pueblo que decidió en el CEN no avalar la candidatura rectoral del Secretario de Organización de AD. Llegó la hora de verle la cara a AD y desnudar a los verdaderos leales al partido o a los que están con el inmediatismo ventajista del jefe del MAELECAD.

Eso abre las compuertas del acontecer político nacional y pone sobre la mesa jugadas políticas interesantes que permitirán a futuro elegir su candidatos a las elecciones parlamentarias, gobernadores, diputados, alcaldes y concejales. Pasa a ocupar un rol importante la sociedad civil, los movimientos de independientes y entran en juego opciones como la de Morel Rodríguez que no aparecía en el tapete y que ahora con esta carambola roja contra AD es visto como una clara opción para enmendar los errores de gobernanza en la región.

Si el Gobernador de Nueva Esparta decide irse por el lado de Bernabé Gutiérrez será condenado por el resto de los adecos solidarios con Henry Ramos y con la esencia ideológica de AD, pues es evidente que al bando del Piaroa lo consideran desde ya como «el partido de los traidores» y hay que ver que jugada prepara Henry Ramos para el futuro como respuesta a «la traición del Piaroa», pues es evidente que AD perdió sus siglas que pasan inmediatamente  a esa junta ad hoc que está manos de Negal Morales y Bernabé Gutiérrez, dos fichas de la traición adeista.

Un largo peregrinaje le corresponde al Partido del Pueblo que ha recibido desde sus entrañas una cornada mortal que lo deja maltrecho ante el pueblo de Venezuela, pues es evidente que a los adecos le está cayendo encima la maldición de CAP que los está dejando sin sus siglas qjue son orgullo de los que siempre dijeron «adeco es adeco hasta que se muera». 

Encíclica/ManuelAvila

Compruebe también

Con el sol en la espalda, por José Gregorio Rodríguez

Con el sol en la espalda los partidos políticos ya no lo respaldan, sino que además, perdió el afecto del pueblo.