¿Qué hacer con el Ciberbullyng en pandemia?

El educador y miembro fundador del Centro Comunitario de Aprendizaje (CECODAP), Óscar Misle, asegura que el aislamiento social durante la pandemia hace que se utilicen las tecnologías como recurso socializador pero también trae riesgos como el ciberbullying o ciberacoso haciendo que la violencia se expanda más allá haciendo muy difícil el control.

El ciberacoso, señala el especialista, consiste en ofender, insultar o maltratar a alguien a través de internet o de la telefonía móvil. “Es un acto agresivo e intencionado, por parte de un grupo o de un individuo contra una víctima que no puede defenderse fácilmente”.

Para Misle es importante estar atentos a las características del estudiante que acosa: Vive la agresión como algo normal, le es placentero que le tengan miedo, lo hace a espaldas de las personas que representan autoridad, selecciona como víctima a los más vulnerables, hace bromas chistosas pero crueles, siente deseo de dominar y controlar porque eso le da poder, entre otros.

El educador indica que es fundamental en esos casos revisar qué pasa en casa. “Es importante identificar si en la familia los conflictos los resolvemos agrediendo física, verbal o psicológicamente (quitando la palabra, ignorando, comparando)”, dice.

¿Qué hacer?

– Actúa a tiempo. Si sabe que su hijo utiliza el acoso como una forma de ganar popularidad, indague cuáles son las causas que hacen que se diviertan causando malestar en los otros.

– Evalúe qué pasa en casa. puede ser que utilicemos el chalequeo o las bromas pesadas en nuestros propios hogares.

– Las medidas deben cumplirse. El desacato, incumplimiento de tratamientos psicológicos, médicos, acuerdos disciplinarios, no contribuirá a que puedan cambiar su comportamiento, al contrario, estaremos reforzando la posibilidad de continuar haciéndole daño a los demás y a sí mismos.

– Identifique lo que puede estar encubierto. La mayoría de quienes acosan sí han sido víctimas de la violencia en alguna de sus expresiones.

– Garantice tratamiento oportuno y adecuado. Muchos comportamientos violentos pueden enmascarar problemas de salud mental que requieren ser abordados por especialistas.

– Asuma las consecuencias. No se puede obviar los casos de adolescentes que han recurrido a autoagresiones, suicidios, homicidios como una salida extrema a situaciones de hostigamiento. Cuando hay daños severos pueden ser delitos por los que hay que responder ante el sistema de responsabilidad penal del adolescente

Compruebe también

Crean el primer mapa mundial de las abejas

Un equipo de investigadores creó el primer mapa mundial sobre la distribución de las más …